La FIA sigue de cerca el desarrollo del 'windscreen' en la IndyCar

  • La Fórmula 1 probó su propia versión de la cúpula, denominada ‘shield’, poco antes de confirmar el uso del Halo para la temporada 2018.
  • La IndyCar ha comenzado a realizar test en pista con resultados positivos y ambas organizaciones intercambian información.

La IndyCar ha comenzado esta misma semana a desarrollar su versión de cúpula protectora para el piloto en la pista. Scott Dixon fue el encargado de realizar el primer test, que incluyó pruebas nocturnas y que ofreció resultados bastante satisfactorios, al no provocar una distorsión de la visibilidad, como le ocurriera a Sebastian Vettel en el pasado Gran Premio de Gran Bretaña con la versión de la FIA.

Laurent Mekies, delegado de seguridad de dicho organismo, ha confirmado que están en contacto con la IndyCar para seguir de cerca el desarrollo del denominado Windscreen, muy similar en aspecto al Shield probado por Vettel en 2017. “En lo que respecta a la seguridad, trabajamos en estrecha colaboración con todos los interesados en los deportes de motor. Cuatro veces al año, durante la reunión de nuestro grupo de trabajo de investigación, intercambiamos información con todos los actores clave para la investigación de la seguridad. Así que nos reunimos con IndyCar, con NASCAR, con la gente de los V8 Supercars en Australia, somos plenamente conscientes de lo que están haciendo los demás”, aseguró Mekies.

Uno de los principales problemas a la hora de encontrar una solución óptima para proteger al piloto ha sido la escasez de implicación de los diferentes actores de la Fórmula 1, que ha terminado imponiendo el Halo como sistema, pero que podría cambiar en próximas temporadas. “Está bastante claro cuáles son las ventajas y desventajas de las soluciones. Es muy bueno que IndyCar esté poniendo un poco de empeño en tratar de desarrollar soluciones y tal vez pueda complementar el trabajo que estamos haciendo algún día”, señaló en declaraciones a RACER.

El Shield no gustó a Vettel cuando lo probó en Silverstone.

La FIA lleva años realizando pruebas de impacto con diferentes soluciones y de todo ello se está beneficiando también la IndyCar, que ha recibido información al respecto. “Por lo general, nos hemos referido a la IndyCar para hacer pruebas de impacto en las diferentes soluciones. Nos hemos reunido con ellos, incluso con la compañía que construye la cúpula. Así que todo fluye en ambas direcciones, por lo que uno podría beneficiarse del otro y viceversa”, comentó el delegado de seguridad de la FIA.

Laurent Mekies rehuye la comparación directa entre el Halo y el Windscreen, afirmando que cada sistema busca proteger de un modo muy concreto, pues no existe una solución que cubra todas las variables. “Uno de los aspectos clave es elegir el tipo de impacto: ¿contra qué estás tratando de protegerte? No hay una verdad absoluta, nadie está equivocado y nadie tiene razón. Eliges aquello contra lo que intentas proteger y, después de eso, tienes que aceptar si en otros casos no ayudará, o no tanto como sea necesario”, comentó.

En Silverstone, durante el Gran Premio de Gran Bretaña de 2017, Sebastian Vettel probó la cúpula, comentando que la visión quedaba distorsionada y eso provocaba mareos, además de empujar el casco hacia atrás como consecuencia de la estela de aire generada por dicha cúpula. Mekies celebra, por tanto, que la IndyCar haya dado el paso de encontrar una solución óptima. “La cúpula que probamos en Silverstone el año pasado tenía un nivel de protección ligeramente reducido, por lo que se trata de encontrar un buen compromiso. Es muy bueno que alguien tan importante como la IndyCar se esté involucrando mucho en esto, estamos trabajando muy estrechamente con ellos”.

Fotos: IndyCar | Scuderia Ferrari

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×