¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    GP ToscanaLa FIA se lava las manos y culpa a 12 pilotos por la accidentada resalida

    El frenazo de Magnussen dejó sin opción a varios pilotos en plena recta.Haas

    En una carrera en la que apenas doce pilotos vieron la bandera a cuadros tras las 59 vueltas del Gran Premio, varios periodos de Safety Car y hasta dos resalidas desde parrilla derivaron en un accidente en cadena realmente serio.

    Si el pasado Gran Premio de Italia fue el primero de la historia en tener una segunda salida bajo los cinco semáforos además de la obligatoria que se cumple en cada carrera tras detenerse la acción por contratiempos en la pista, el GP de la Toscana no fue menos y elevó el listón en ese sentido: dos resalidas añadieron picante a la novena cita de la anómala temporada 2020, con especial atención a la primera por parte del órgano rector de la categoría reina del automovilismo.

    La causa de ello reside en el accidente en cadena que propiciaron un Safety Car que no apagó las luces hasta abordar la última de las curvas del trazado de Mugello y los constantes cambios de ritmo que llevaron a cabo numerosos pilotos de la parrilla, con Valtteri Bottas entonces al frente después de haber arrebatado el liderato a su compañero de equipo, además de un cambio de rasante que quizás también pudo influir en esta desastrosa ecuación.

    Horas después de la conclusión de la carrera, la FIA ha dictaminado que hasta doce pilotos han sido los auténticos responsables de este suceso: Kevin Magnussen, Daniil Kvyat, Nicholas Latifi, Alexander Albon ,Lance Stroll, Daniel Ricciardo, Sergio Pérez, Lando Norris, Esteban Ocon, George Russell, Antonio Giovinazzi y Carlos Sainz. Es por ello que cada uno ha recibido «una advertencia» en su casillero particular, un motivo más por el que no olvidarán este primer Gran Premio de F1 celebrado en el antiguo circuito de pruebas de Ferrari.

    COMUNICADO OFICIAL DE LA FIA

    Los comisarios han escuchado a los pilotos Kevin Magnussen, Nicholas Latifi y Daniil Kvyat, a los representantes de los equipos y han revisado las evidencias en vídeo incluyendo las cámaras onboard, y examinado la telemetría de cada uno de los coches involucrados en la resalida.

    Los comisarios concluyen que la causa principal del incidente fue la aplicación inconsistente del acelerador y el freno, desde la última curva a lo largo de la recta del pit, por parte de los pilotos listados. Los comisarios reconocen los desafíos que suponen la localización de la línea de control en este circuito y el deseo de los pilotos de ganar ventaja en la resalida. Sin embargo, este incidente demuestra la necesidad de precaución en una situación de resalida y subraya que hubo un efecto en cadena que aumentó dramáticamente conforme avanzó en la parrilla.

    También nos percatamos de que algunos pilotos podrían haber evitado estar involucrados en el accidente de no haber seguido directamente desde detrás al coche de delante. Haciendo eso, bloquearon efectivamente toda la visibilidad de lo que estaba ocurriendo inmediatamente delante del coche que les precedía. Se ha interpuesto una advertencia, ya que los comisarios observan que ningún piloto ha tenido toda la culpa o de forma predominante.

    También ha quedado demostrado que Valtteri Bottas y los otros pilotos involucrados en la resalida que no han sido mencionados anteriormente, cumplieron con el reglamento. El coche #77 (Valtteri Bottas) tenía el derecho bajo la normativa de marcar el ritmo.

    Fotos: Haas F1 Team

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto