¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El posible acuerdo Andretti-Sauber, la llave de Colton Herta para la Fórmula 1

    El posible acuerdo Andretti-Sauber, la llave de Colton Herta para la Fórmula 1
    Michael Andretti celebra con Colton Herta tras vencer en St. PetersburgIndyCar Media
    Adrián Fernández
    Adrián Fernández10 min. lectura

    Múltiples informes apuntan a la cercanía de un acuerdo valorado en 350 millones de euros que convertiría a Michael Andretti en propietario de Alfa Romeo F1.

    Herta ya fue postulado en primavera como un candidato ideal para la Fórmula 1 tras sus actuaciones en IndyCar.

    A finales de agosto, saltaron por primera vez las informaciones que apuntaban a un interés de Michael Andretti por incursionar en el mundo de la Fórmula 1 como propietario de un equipo con una plaza existente. El dueño de Andretti Autosport, la exitosa formación de IndyCar que posee desde 2003, reconoció en días posteriores que le encantaría afrontar una aventura así, pero que «ningún equipo está a la venta» y que cualquier información sobre un acuerdo inminente había sido «enormemente exagerada». Mes y medio después, esas conversaciones parecen estar mucho más avanzadas y encaminadas a un resultado fructífero.

    Según una información desvelada por el periodista y ex-piloto peruano Jorge Koechlin, que cuenta con grandes contactos en los Estados Unidos, Andretti estaría muy cerca de hacerse con el control del 80% de Islero Investments, una compañía subsidiaria con la que el fondo de inversión Longbow Finance gestiona las actividades comerciales y deportivas de Sauber Motorsports desde que compró el equipo en 2016. Esta operación, de la que se han hecho eco múltiples medios a nivel internacional, y cuyo montante estaría cifrado en 350 millones de euros según Dieter Rencken en el portal Racefans, le daría a Andretti el control efectivo del equipo de Fórmula 1, conocido desde 2019 como Alfa Romeo F1 Team tras el acuerdo de patrocinio y cooperación alcanzado con la compañía italiana.

    Por ahora, las partes implicadas se lavan públicamente las manos. Fred Vasseur, jefe de equipo de Alfa Romeo y consejero en Islero Investments, aseguró que «no puedo decir nada, porque no está en mi perímetro. Esta clase de discusiones no son conmigo, sino con los accionistas. Hay tantos rumores sobre ello que habría que hacerle esa pregunta a ellos». Por su parte, la postura oficial de Andretti Autosport no ha variado: «Competir en F1 ha sido del interés de Michael y del equipo desde hace tiempo, y hemos explorado muchas opciones a lo largo de los años, pero no tenemos nada nuevo que comunicar. Si surgiese la oportunidad adecuada para devolver el nombre Andretti a la Fórmula 1, la aprovecharíamos, pero por ahora esa oportunidad no ha caído en nuestras manos, y nuestro foco de atención siguen siendo las siete disciplinas en las que competimos».

    Algunas informaciones apuntan incluso a que el acuerdo podría cerrarse en las próximas dos semanas, con vistas a un anuncio en el Circuito de las Américas durante el Gran Premio de los Estados Unidos que tendrá lugar el 24 de octubre. Aunque esta operación no tendría que implicar necesariamente un cambio de nombre en Sauber o en el equipo Alfa Romeo (cuyo acuerdo de cooperación se revisa anualmente), sería otra señal de la potenciada presencia americana en la categoría desde la adquisición de Liberty Media. Este país tendrá una segunda carrera en 2022 con el Gran Premio de Miami, las audiencias allí han subido considerablemente gracias a la exitosa docurrealidad 'Drive to Survive', cada vez más patrocinadores provienen de Wall Street, y tener un segundo equipo de capital americano junto a Haas F1 sería el siguiente paso.

    Colton Herta, el ingrediente americano que falta en la F1

    Lo único que faltaría para consolidar esta renovada presencia sería la participación de un piloto estadounidense, y esta asociación tendría el potencial de abrir las puertas de par en par para uno de los prospectos más codiciados del país, Colton Herta. El piloto californiano, con tan solo 21 años, tiene ya tres temporadas de experiencia en una IndyCar Series donde lleva dos años siendo el piloto más rápido en los circuitos permanentes o urbanos, con seis victorias totales en su haber. Pilotando para Andretti Autosport, Herta terminó tercero en la general el año pasado, y esta temporada solo ha podido ser quinto tras sufrir varios problemas mecánicos y algunos incidentes. Con todo, logró autoritarias victorias en St. Petersburg, Laguna Seca y Long Beach, donde remontó desde el 14º, mientras que sus tres compañeros solo acumularon dos podios en total.

    Herta ha mostrado una velocidad espectacular en circuito pese a su corta experiencia / @ Joe Skibinski

    Herta estuvo presente en las fórmulas de promoción europeas en 2015 y 2016 con buenos resultados pese a su corta edad, nunca ha hecho ascos a una aventura en Fórmula 1 si surgía la oportunidad adecuada con un coche competitivo, y fue postulado por el propio Mario Andretti como «alguien que solo sale cada 35 años», pero múltiples obstáculos habían situado esta opción en el terreno de la improbabilidad: los escasos asientos libres, incluso para los jóvenes talentos de la escalera oficial que los equipos de F1 priorizan, los resultados insuficientes de los últimos pilotos que cruzaron el charco (siendo el último Sébastien Bourdais hace más de 12 años) y, por último, una insuficiente acumulación de puntos de Superlicencia, contando con 32 de los 40 necesarios para tal empresa.

    No obstante, la posible entrada de Andretti en el mundillo podría suponer un impulso óptimo en base a varios indicadores. Su principal patrocinador en IndyCar es Gainbridge, la marca comercial de la aseguradora Group One Thousand One, con más de 37.000 millones de dólares en activos. Esta compañía, que entró en IndyCar como patrocinadora de Zach Veach en 2018, ha aumentado notablemente su implicación hasta ser patrocinador principal de las 500 millas de Indianápolis, y hace apenas dos semanas firmó un acuerdo para dar nombre al Fieldhouse, el estadio de los Indiana Pacers de la NBA en un acuerdo multimillonario. Para una compañía así, firmemente asociada ya a Andretti y a Herta, la oportunidad de figurar en el escaparate de la Fórmula 1 podría ser irresistible, y las informaciones de agosto ya apuntaban a esa posible implicación.

    A su vez, juega el hecho de que Alfa Romeo todavía no ha confirmado quien será el acompañante del incorporado Valtteri Bottas en 2022 tras la retirada de Kimi Räikkönen, una terna en la que Antonio Giovinazzi, Guanyu Zhou u Oscar Piastri figuran. El medio brasileño Diariomotorsport llega a asegurar incluso que Herta sería piloto de Alfa Romeo en 2022 si este acuerdo llega a fructificar. Pese a todo, parece complicado que un movimiento así llegue a prosperar hasta 2023, dada la incógnita del rendimiento del coche del año que viene y la mencionada problemática de la Superlicencia.

    Por el momento, se desconoce si esta compañía juega algún rol en esta aventura o en la del Andretti Acquisition Corporation, una compañía fundada a principios de este año con la intención de recaudar 250 millones de dólares a través de una oferta pública de bonos y cotizar así en la bolsa neoyorkina. Un portavoz de esta misma compañía ha negado a Racefans tener cualquier tipo de implicación, pero es obvio que nadie reconocería algo así antes de estar firmado... Sea como fuere, este libro todavía tiene muchos capítulos por escribir, pero el río suena demasiado para no llevar agua a estas alturas.

    Fotos: IndyCar Media / Joe Skibinski