Test Abu Dhabi Robert Kubica: "No estoy pilotando con una mano, es imposible"

  • El piloto polaco defiende su capacidad para pilotar un Fórmula 1 moderno, tras completar 100 vueltas en el test de neumáticos de hoy.
  • Considera que está incluso "en mejor forma física que cuando competía en 2010".
  • Kubica se reafirma en que no quiere "volver por volver", y que no lo hará si no se siente preparado.

El regreso más esperado de la historia reciente de la Fórmula 1 ha dado un paso hacia adelante en su camino de convertirse en realidad este martes, día en el que Robert Kubica ha completado un determinante test con el equipo Williams que servirá para evaluar su capacidad de regresar a la máxima competición a nivel mental y físico, tras el grave accidente en un rally en Italia que estuvo a punto de costarle un brazo en 2011.

Habiendo tomado parte en el primer día de los tests de Pirelli en el circuito de Yas Marina, Kubica ha completado el programa previsto al volante del FW40, probando varios compuestos de la marca italiana durante un total de 100 vueltas, siendo el noveno piloto más veloz de los 12 que rodaron durante el día con un mejor tiempo de 1:41.296, a 1.7 segundos del crono registrado por Lance Stroll. Después de que los rumores que le han vinculado a Renault durante el año terminasen por desvanecerse, Williams está dispuesta a evaluar al piloto polaco como sustituto del retirado Felipe Massa, contando con duros rivales como Paul di Resta, Daniil Kvyat y hasta Sergey Sirotkin.

Tras el test, el piloto polaco ha querido salir al paso de las opiniones, tanto dentro del paddock como fuera, que dudan de que posea las facultades físicas necesarias para pilotar un Fórmula 1 actual de forma competitiva debido a las limitaciones de movimiento en su brazo, y cree que su cuerpo se ha adaptado plenamente a esa circunstancia, según recoge Motorsport.com: "Hay alguien que lo está diciendo, pero no estoy pilotando con una mano. Creo que es imposible pilotar un Fórmula 1 con una mano, pero tengo algunas limitaciones. En cierto modo. mi cuerpo usa algunas compensaciones, y eso no es algo malo. Somos seres humanos, y nuestros cerebros están acostumbrados a ayudar a nuestros cuerpos a superar los impedimentos. Es lo normal en el día a día, y creo que es algo que tengo controlado.

No obstante, Kubica mantiene que no quiere volver a cualquier precio, ni hacerlo sin las garantías de poder ofrecer un rendimiento acorde a su anterior etapa en la categoría: "No quiero volver por volver. Incluso aunque me diesen una oportunidad, no volvería si no confiase en que puedo hacerlo, no habría motivo. Me exijo mucho a mí mismo y, aunque entiendo mi situación e intento adaptarme, al final los altos estándares que aplico a lo que hago no han cambiado. Lo peor que podría hacer es convencerme a mí mismo de que puedo hacerlo, y después tener problemas. 

Con todo, el piloto polaco está bastante convencido de poder asumir el trabajo que tendría que afrontar, y considera que sería "una decepción" no contar con la confianza de Williams para pilotar el próximo año: "Hay interrogantes que el equipo tiene que responder, y yo también, pero veo grandes mejoras en general, día a día, así que puedo esperar que las cosas vayan a mejor, y por eso digo que estaría decepcionado. Porque, al final, pongo mucho esfuerzo y veo que hay buenas opciones de ser capaz de hacerlo. Hoy es la clase de día en el que, si no pasa nada más, me decepcionaría porque, si tenemos en cuenta de dónde vengo, solo puedo estar feliz y orgulloso de lo que he conseguido en los últimos 10 meses".

"No quiero volver por volver. Los altos estándares que aplico a lo que hago no han cambiado".

Durante sus tres primeras temporadas en Fórmula 1, Kubica tuvo la oportunidad de pilotar monoplazas con una alta carga aerodinámica, pero sus dos últimos años se dieron tras el cambio de reglamento de 2009 que limitaba de forma considerable ese agarre. Por tanto, la última referencia del piloto polaco en competición con un coche así se remonta a 2008, su mejor año en la categoría, en el que llegó a liderar el mundial y terminó en cuarta posición: "Por supuesto, la Fórmula 1 ha cambiado tanto en los últimos siete años que es casi como empezar de cero", reconoce Kubica, "pero la experiencia que gané en los años en los que corría en Fórmula 1 ha ayudado a que el proceso de aprendizaje sea más rápido de lo que solía ser en el pasado".

Por ello, el veterano piloto, que cumplirá 33 años dentro de una semana, ha procurado tener una alta preparación física para mostrarse en las mejores facultades posibles: "En los últimos seis meses, he hecho un buen trabajo. No ha sido fácil, no ha sido como si estuviese tumbado en mi cama". De hecho, el propio Kubica considera que "probablemente, estoy en mi mejor forma física, mucho mejor de la que tenía cuando competía en 2010, de largo, así que la motivación está ahí, y el cuerpo está reaccionando de forma correcta". Las sensaciones de hoy, y las que ofrezca mañana, dictarán sentencia.

Fotos: Williams F1

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto