¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Pretemporada F1 2020 - Día 4Kubica, sorprendido: «Mi cerebro me decía que no era posible ir tan rápido»

    Kubica se subió por última vez al monoplaza de Alfa Romeo.

    En su vuelta temporal a los circuitos a lomos de un Fórmula 1, el polaco pudo experimentar una velocidad inusitada para él previamente.

    El mayor aliado de Kubica fue la carga aerodinámica, según sus propias palabras, lo que le ayudó a empujar al máximo.

    Los cambios en el reglamento acostumbran a llegar de la mano con modificaciones en el tiempo por vuelta que los monoplazas permiten registrar a la parrilla, en función de las prohibiciones aerodinámicas o las restricciones en lo referente a la unidad de potencia. Sin embargo, la mayoría de pilotos apostaron tras únicamente una jornada de test de esta pretemporada invernal que los coches de la temporada 2020 iban a ser los más veloces de la historia de la categoría reina, precisamente un año en el que la normativa se mantiene estable, y todo apunta a que estaban en lo cierto.

    Quien ha dado buena fe de ello ha sido Robert Kubica, quien tras abandonar Williams de forma voluntaria el año pasado pasó a formar parte de Alfa Romeo como piloto de pruebas. El polaco ha podido subirse al C39 de Kimi Räikkönen y Antonio Giovinazzi en la primera y la cuarta jornada de test, y ha podido comprobar de primera mano el gran salto hacia adelante que ha permitido la consistencia del reglamento en su nuevo equipo en cuanto a velocidad pura.

    Además de la vuelta rápida, Kubica recogió datos con las parrillas para el equipo de Hinwil.

    El crono de Kubica en el día de hoy ha sido un 1:16.942, el cual le ha permitido terminar liderando la jornada tras hacer uso del compuesto blando C5, el mismo neumático con el que en 2019 tan sólo pudo bajar hasta un 1:18.993, más de dos segundos de diferencia. «Normalmente la gente piensa que cuanto más difícil vas más complicado se hace», comenzó a analizar Kubica. «No negaría que hacer 1:17 este año es más difícil que hacer 1:19-1:20 el año pasado, así que es una dificultad un poco diferente», agregó.

    El #88 reconoció que la barrera mental ha sido la más difícil de romper. «Especialmente la semana pasada por la mañana: durante las primeras vueltas tenía un ‘parón cerebral’. Sé qué se siente al pilotar aquí, y pude notar que tenía más agarre para rendir y que podía ir más rápido, pero mi cerebro estaba en plan… ‘bueno, hasta ahora esto no era posible’, así que me llevó un par de vueltas destapar las sensaciones reales», continuó.

    «Mi cerebro estaba en plan… ‘bueno, hasta ahora esto no era posible’»

    Por último, Kubica descubrió el ‘secreto’ que le ha permitido apretar al máximo en su última aparición en los test de Barcelona. «Hay un gran amigo en esto», aseguro. «No hay muchos amigos, este deporte es bastante duro, pero sí que hay un gran amigo: la carga aerodinámica. Una vez que la tienes es un gran colega y te ayuda mucho», concluyó.

    Fotos: Alfa Romeo

    Fuente: Racefans.net

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto