¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    GP FranciaLeclerc entona el 'mea culpa': «No merezco ser campeón si no estoy a la altura»

    Leclerc entona el 'mea culpa': «No merezco ser campeón si no estoy a la altura»
    Leclerc acabó de esta guisa tras poco más de un cuarto de las vueltas programadas.DAZN F1
    Juan Muñoz
    Juan Muñoz4 min. lectura

    Después de que tanto él como los máximos responsables de Ferrari saliesen a la palestra para aclarar que su abandono se había producido por un fallo de piloto, y no del monoplaza, Charles Leclerc se muestra autocrítico tras un nuevo error.

    De estar a 38 puntos del vigente campeón Max Verstappen, Charles Leclerc sale del Paul Ricard con una desventaja de 63 puntos, una diferencia abismal a falta de poco tiempo para que Hungría cierre la primera mitad de la temporada y los pilotos se vayan de vacaciones forzosas, algunos de ellos pensando en lo que ha ocurrido en estos meses.

    En la vuelta 17, y después de haber conseguido aguantar los constantes envites de un Max Verstappen que se echaba encima del monegasco una y otra vez en la última zona del circuito galo gracias al DRS, el #16 acabó su carrera antes de tiempo contra las protecciones.

    Su «no puedo usar el acelerador» enfurecido por la radio fue confundido con la causa que le llevó a perder el control de su F1-75, especialmente después de que en Austria fuese ese mismo pedal el que le causó problemas, pero el propio Leclerc entonó el 'mea culpa' y reconoció firmemente que todo se había producido por un error suyo.

    Ni un fallo más

    «Siento que estoy rindiendo probablemente al nivel más alto de mi carrera desde el comienzo de la temporada, pero no tiene sentido rendir a este nivel tan alto si luego cometo errores. 32 puntos, 25 hoy porque era probable que ganásemos la carrera», reflexionó Leclerc en voz alta.

    El piloto de Ferrari aseguró recientemente que confía plenamente en sus opciones de optar al título, a pesar de los últimos destellos de Red Bull, pero que todo dependería de cómo encarasen y acabasen las próximas carreras antes del mes de agosto... y por el momento las cosas no salen como a él le habría gustado.

    Ya contra el muro de neumáticos, Leclerc confesó que no pudo activar el embrague para tratar de volver a la carrera, pero lo que le hizo salirse de la pista no fue culpa de Ferrari. «No, no lo fue, o al menos todavía no sé si lo fue, pero no lo pareció, fue sólo un error», admitió, abrumado al saber que su eterno «¡Noooooo!» gritando cabreado se había escuchado. «No sabía que me había dejado la radio encendida, es extremadamente frustrante».

    Sin olvidar aún este error, Leclerc ya hace sus propias cuentas: «Si a finales de año me faltan 32 puntos, entonces sabré que ha sido mi culpa y que no merecía ganar el campeonato. Necesito estar a la altura en la segunda mitad del campeonato si quiero ser campeón del mundo», agregó refiriéndose a su otro fallo en Imola, cuando se salió de pista atacando para intentar ser 2º y acabó 6º.

    Los «problemas de equilibrio» le han atormentado todo el fin de semana, y el resultado final ha sido el peor posible. «Me gusta tener sobreviraje, pero, siempre que hace este calor, es muy difícil ser constante. No lo he sido mucho y he pagado el precio de cometer un gran error durante la carrera. Creo que me voy a encerrar en casa... sólo quiero quedarme en casa», concluyó.