¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Lowe reclama "una reducción de peso significativa para 2021"

    El responsable técnico de Williams estima que el peso de los coches de Fórmula 1 ha ido aumentando en exceso en los últimos años.

    Lowe asegura que los monoplazas han adoptado características de los vehículos de resistencia en algunos casos.

    La Fórmula 1 ha evolucionado de manera significativa en todos los aspectos desde que se convirtiera en un deporte oficial allá por 1950, con la seguridad como uno de los pilares fundamentales para que la categoría reina del automovilismo comprometa cada vez menos la integridad física de los pilotos que se juegan la vida en los circuitos.

    Sin embargo, para Paddy Lowe la dirección que ha tomado el gran circo en los últimos años dista de la ideal en algunos aspectos. “Creo que es importante fabricar coches que sean interesantes”, comentó el director técnico de Williams. “La Fórmula 1 es un deporte que también supone entretenimiento, y eso significa que necesitamos coches que sean emocionantes para los aficionados, pero también para correr de forma competitiva”.

    Hay que encontrar el equilibrio con una fórmula que sea lo suficientemente restrictiva para que la diferencia entre los de delante y los del final de la parrilla no sea demasiado grande

    Lowe admitió que de vez en cuando ambas ideas “entran en conflicto” debido a que “si quieres mucho interés, una gran variedad como la que quizás teníamos en el pasado, terminas provocando una gran diferencia en rendimiento”, un hecho que fomenta la falta del interés en la carrera para el británico. “Hay que encontrar el equilibrio con una fórmula que sea lo suficientemente restrictiva para que la diferencia entre los de delante y los del final de la parrilla no sea demasiado grande, y así conseguir carreras más ajustadas, y al mismo tiempo habría variedad en el aspecto de los coches, el ruido que hacen, el espectáculo que vemos curva a curva”.

    Demasiados lastres

    El responsable técnico de la formación de Grove destacó que “si tuviera que quedarme con algo en particular” que no fuera de su agrado de la Fórmula 1 moderna “sería que el peso de los coches ha aumentado dramáticamente durante los diez últimos años”. Pilotos como Lewis Hamilton reportaron en los test de pretemporada en Barcelona que las distancias de frenado han aumentado en consecuencia, por lo que han debido adaptar una vez más su estilo de pilotaje a las nuevas características que muestra la categoría.

    El peso de los coches ha aumentado dramáticamente durante los diez últimos años

    “La Fórmula 1 es una fórmula al sprint, con coches que supuestamente son increíblemente rápidos a una vuelta en clasificación y completan una carrera de 300 kilómetros en una hora y media”. La comparación es inevitable, y Lowe afirmó tajantemente que los monoplazas de Fórmula 1 “no son coches de la resistencia” pero “aun así el peso ha ido aumentando hasta niveles similares a dicha categoría, así que creo que eso es algo que habría que revisar”.

    Si bien “los tiempos por vuelta son muy buenos”, Lowe lo achaca al hecho de que “tenemos mucha potencia y una gran carga aerodinámica, más que nunca en la historia”, a pesar de que “el peso es increíblemente alto y debe compensarse. Para mí, los coches parecen más pesados de lo que solían serlo, se aprecia en la forma que se comportan”.

    2021 en el horizonte

    Paddy Lowe ha podido aportar sus ideas para la última creación de Williams tras ingresar al equipo británico.

    Finalmente, Lowe aseguró que “uno de los aumentos de peso significativos se produjo con la llegada de los motores turbo”, una unidad de potencia que sufrirá cambios en los próximos años para favorecer la llegada de nuevos fabricantes a la Fórmula 1, una modificación que podría aprovecharse para aliviar de paso el gran lastre que suponen a día de hoy. “Me gustaría ver una reducción de peso significativa para 2021. Si nos fijamos en la historia, ahora nos encontramos en un peso con el que solíamos rodar al principio de la carrera cuando usábamos 150 kilos de combustible”.

    Ahora nos encontramos en un peso con el que solíamos rodar al principio de la carrera cuando usábamos 150 kilos de combustible

    “En 2017 se les concedió 10 kilos de peso a los equipos para el Halo, pero este no se introdujo”. Las dudas de la FIA con el Shield derivaron en la implementación del Halo, para el que “se añadieron otros 5 kilos en 2018”, después de que un año antes se aumentase el peso del coche de manera innecesaria. “La realidad es que ese peso se consumió incluso sin el Halo debido a la predicción de pesos para 2017 fue realmente errónea”, concluyó Lowe.

    Fuente: Racefans / Fotos: Williams Martini Racing