¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El mensaje equivocado de 2007 que aún hoy perjudica a Alonso

    El mensaje equivocado de 2007 que aún hoy perjudica a Alonso
    Fernando Alonso asegura ser feliz en la actualidad.
    David Plaza
    David Plaza3 min. lectura

    Desde que Fernando Alonso inició su primera etapa en McLaren, la imagen proyectada del español ha sido la de un piloto complicado, frustrado y egoísta. El propio protagonista se encarga de desmentir esta creencia.

    Ocurre con todos los pilotos que rebosan personalidad: generan una polarización sobre su imagen que en muchos casos acaba generando un desequilibrio en función de quién tenga más peso en la balanza.

    En una Fórmula 1 de origen y peso netamente británico, estaba claro que el que tenía todas las de perder en aquel duelo entre Lewis Hamilton y Fernando Alonso en 2007 era el español.

    «Estoy feliz, pero no creo que haya sido infeliz en las últimas temporadas»

    Piloto británico encuadrado en un equipo británico y con la prensa británica, la más influyente, de su lado. No podía salir bien y no lo hizo, pues Ron Dennis fue incapaz de atajar el problema desde el principio.

    Posteriormente llegó la frustración de la etapa de Ferrari, momento en el que terminó por cimentarse la imagen de piloto gruñón y egoísta de Fernando Alonso, algo que incluso le ha llegado a cerrar algunas puertas en equipos competitivos.

    Pero Fernando Alonso niega que la imagen que se tiene de él en muchos ámbitos sea cierta, afirmando que «desde 2007, cuando me enfrenté a Lewis (Hamilton) en un equipo británico, en un ambiente británico, se difundió un mensaje equivocado que la gente percibió y difundió sobre mí. Por eso todos se sorprenden de lo bien que me siento y lo feliz que soy».

    El mismo de siempre

    Ahora, Fernando Alonso es percibido como un piloto más afable y colaborador, algo que ha sido evidente durante su paso por otras categorías y ahora, en su etapa de retorno a la Fórmula 1 con Alpine.

    Su excelente relación con Esteban Ocon sorprende a muchos, pero Alonso niega que ahora sea más feliz que antes. «Creo que no cambié mucho. Estoy feliz, pero no creo que haya sido infeliz en las últimas temporadas. Dejé la Fórmula 1 porque tenía otras cosas en mi cabeza, pero seguía disfrutando y tuve una temporada fantástica también en 2018, con Zak (Brown, CEO de McLaren Racing)».

    Alonso recuerda con mucho cariño la segunda etapa de McLaren, en la que forjó una estrecha relación con Zak Brown. «Recuerdo que planeamos la Indy 500 en 2017 y luego, con Stoffel (Vandoorne), tuvimos una relación fantástica también en el 18, nos divertimos. Soy una persona feliz, aunque este mensaje no llega a todos», recalca una vez más Alonso.

    Sea como fuere, un Fernando Alonso feliz es bueno para los aficionados y la Fórmula 1 porque nos garantiza seguir disfrutando de uno de los mejores con un volante en sus manos.

    Fuente: GPFans.com / Fotos: Alpine F1 Team