¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    GP BélgicaNorris pasa todos los controles médicos: autorizado para correr en Spa

    Norris pasa todos los controles médicos: autorizado para correr en Spa
    El 'bromista' Lando se convierte en todo un piloto al que temer una vez se baja la visera.McLaren
    José D. Pascual
    José D. Pascual2 min. lectura

    A pesar de que Norris se echase la mano al brazo, dolorido después de dar varias vueltas al quedar inutilizadas las cuatro ruedas de su monoplaza, el piloto de McLaren podrá disputar sin problema alguno la carrera del GP belga.

    «Tras su accidente durante la sesión de clasificación del Gran Premio de Bélgica, Lando fue examinado en el centro médico del circuito y posteriormente enviado al hospital local para una radiografía preventiva del codo. Se publicará una nueva actualización de su estado a su debido tiempo». Así fue el comunicado que emitió la propia McLaren en los momentos posteriores al impactante accidente de su primer espada, Lando Norris.

    El joven piloto británico salió por su propio pie del MCL35M después de colisionar contra las protecciones al subir Eau Rouge y perder el control del monoplaza antes de llegar a Raidillon, lo que no le evitó varias contusiones y dolores que le hicieron cojear levemente.

    Sin embargo, la formación naranja papaya ha confirmado en la rueda de prensa protagonizada por los máximos responsables del equipo de Woking después de la clasificación que el #4 no sufre ninguna rotura ni lesión alguna que le impida tomar parte de la duodécima prueba de la temporada el domingo.

    «Los controles se hicieron en el hospital, el codo le dolía un poco. Todo está bien, está en condiciones para volver a la competición mañana», aseguró Andreas Seidl. Como consecuencia de su atrevimiento, Norris verá apagarse el semáforo desde la 9º posición... si no se ven obligados a sustituir elementos importantes como caja de cambios o motor de un coche que acabó bastante destrozado.

    Fotos: McLaren