¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    GP AzerbaiyánPérez, a punto de perder la victoria por un problema hidráulico en su Red Bull

    Sergio Pérez celebra una sufrida victoria en Bakú.

    La sorprendente victoria de Sergio Pérez en Bakú estuvo cerca de esfumarse a consecuencia de un fallo hidráulico en su monoplaza. Por suerte para él y para Red Bull, el coche aguantó hasta la bandera a cuadros.

    Bakú suele ofrecer muchas sorpresas y este año, cuando parecía que la carrera iba a ser la más aburrida en mucho tiempo en este circuito, todo empezó a cambiar a pocas vueltas del final.

    Tras el primer aviso en forma de accidente por reventón de un neumático de Lance Stroll, Max Verstappen vio cómo sufría la misma suerte a pocas vueltas del final y con la carrera perfectamente controlada hasta ese momento.

    «Pérez estaba sufriendo un problema hidráulico y temimos que el coche no llegara al final»

    Eso permitió a Sergio Pérez heredar el liderato de la carrera, que tuvo que defender en una suerte de minicarrera de dos vueltas tras la bandera roja provocada por su compañero de equipo.

    Pero Lewis Hamilton, que había estado acosando al mexicano durante toda la carrera, quería la victoria y Pérez sabía que sufriría para mantener el primer puesto. Más aún con los problemas hidráulicos que sufría su coche, algo que el piloto y el equipo desvelaron tras la carrera.

    A pesar de ello, Pérez consiguió el triunfo final, debiendo parar el monoplaza justo tras girar en la primera curva después de ver la bandera a cuadros. «Antes que nada tengo que decir que lo siento mucho por Max porque hizo una carrera tremenda y realmente se merecía la victoria. Hubiera sido increíble conseguir ese 1-2 para el equipo. Pero al final, sabes que es un día fantástico para nosotros», apuntaba Pérez tras la victoria.

    «Estuvimos cerca de retirar el coche, pero afortunadamente logramos terminar la carrera. Fue bastante difícil el camino hasta el final", recalcaba el mexicano.

    Christian Horner daba más explicaciones que su piloto, señalando que «Pérez estaba sufriendo un problema hidráulico y estábamos realmente preocupados de que el coche no llegara al final de la carrera, por eso se detuvo después de la bandera a cuadros. Afortunadamente todo funcionó extremadamente bien y Sergio hizo un gran, gran trabajo».

    La otra clave de la carrera estuvo en la resalida desde parado tras la bandera roja, en la que Hamilton llegó a adelantar a Pérez antes de pasarse de frenada en la curva 1. «Arranqué mal y él se puso a mi lado, pero yo pensé que no iba a perder. Frené tan tarde como pude y él hizo lo mismo. No funcionó para él. Es un gran impulso de confianza tanto para mí como para el equipo», concluyó Pérez.

    Tras este gran resultado, Sergio Pérez se coloca tercero en el campeonato de pilotos con 69 puntos, tres más que Lando Norris. Además, Red Bull aumenta su ventaja en el campeonato de constructores y ya aventaja en 26 puntos a Mercedes.

    Fotos: Red Bull Content Pool