¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    ¿Por qué el hermético Fernando Alonso tendrá su propia serie en Amazon?

    ¿Por qué el hermético Fernando Alonso tendrá su propia serie en Amazon?
    Fernando Alonso, durante su última participación en la Indy 500.IndyCar Media
    David Plaza
    David Plaza5 min. lectura

    Fernando Alonso siempre ha sido un personaje público difícil de tratar para los medios por el gran valor que le da a su intimidad, así como su carácter reservado. Sin embargo, el piloto se mostrará más abierto que nunca en la docuserie ‘Fernando’, que podrá verse muy pronto.

    Ya queda muy poco para el estreno de la docuserie Fernando, que sigue a Fernando Alonso durante sus últimas andaduras automovilísticas, pero que también ahonda en el aspecto personal del piloto de carreras.

    Algo que, hasta hace poco, habría sido impensable en el piloto español, que siempre se ha mostrado muy reservado con su vida personal e incluso hermético con todo lo que no guarde relación con las carreras. En los últimos años hemos visto algunos atisbos de mayor permeabilidad en programas como el de Jesús Calleja, del que surgió una buena amistad entre ambos, pero en la serie producida por Amazon Prime Video Alonso promete llegar a otro nivel.

    «Todos descubrirán cómo es la vida tras las carreras que se ven por la tele. Hay cosas bastantes chulas, inéditas»

    «Fue intenso vivir un año entero con tres personas detrás de ti todo el tiempo», admite Fernando Alonso. «Todo un reto porque era un año cambiante, lo mismo estabas en Sudáfrica que en Bahréin o en Indianápolis, con toda la logística que supone. Había además que implicar en la grabación a los equipos donde corría, para que nos abrieran las puertas, y también a mis compañeros».

    Y es que Alonso ha competido en disciplinas tan variadas como la Fórmula 1, la IndyCar, la resistencia o los Raids en los últimos tiempos, lo que sin duda permitirá al aficionado profundizar en su conocimiento de todas estas disciplinas y en cómo el español ha enfocado cada uno de sus retos.

    «El resultado va a ser espectacular para la gente que siga el deporte del motor y para el público general», afirma el piloto español. «Todos descubrirán cómo es la vida tras las carreras que se ven por la tele. Hay cosas bastantes chulas, inéditas, del desafío que fue el año pasado para mí, al cambiar tantas veces de categoría y de coche. Se dará valor a eso».

    Renunciar a la intimidad

    Lo que más le ha costado a Fernando Alonso, que en 2021 volverá a la Fórmula 1 con Alpine, ha sido mostrar su día a día, su forma de afrontar las rutinas diarias y renunciar a la intimidad.

    «Cuesta, sí, porque no estás acostumbrado a mostrar ciertas intimidades», admite Alonso. «Habitualmente sólo enseñas lo que quieres enseñar. Todo está muy estructurado en la F1, los tiempos que dedicas a tu imagen pública, guardándote luego para ti tu intimidad y tu personalidad. Sin embargo, en el documental lo que queríamos transmitir era precisamente eso: mostrar lo que no se ve por la televisión». «Con el equipo de grabación cada día íbamos negociando. Un tira y afloja. Me preguntaban: “¿Hoy qué podemos grabar? ¿Cuándo preparas la comida?”. Y yo: “No... bueno, va, sólo cinco minutos y ya”. Y así íbamos».

    «En 2005 o 2006, si me proponen hacer esta docuserie hubiera dicho que no por la privacidad, por el respeto que tienes a lo público, a lo que se puede ver de ti o no...», reconoce el asturiano. «Pero ahora la experiencia y el conocimiento de lo que busca la gente y el cariño que me he ganado te ayudan a hacer otras cosas».

    Y, aunque Alonso adelanta que hay ciertos límites que no ha permitido que se sobrepasen, asegura que los momentos complicados como el de las 500 Millas de Indianápolis 2019 tiene cabida en la docuserie. «Se mantienen siempre ciertas líneas de respeto. Eso sí, se ven enfados como el de las 500 Millas de 2019, donde no nos clasificamos. ¡Imagínate lo que se puede ver ahí! Pero eso me hace un poco más humano, no me hace ningún mal. Era un buen momento para mostrarlo», concluye.

    Fuente: El Mundo