Wolff explica la posición de Mercedes sobre el límite de gasto y el nuevo motor

  • Las intenciones de Liberty Media no han recibido la bendición de los grandes fabricantes de la Fórmula 1, especialmente Mercedes, Ferrari y Renault.
  • Toto Wolff considera que sus posturas no están tan alejadas en muchos puntos, pero que ambas partes deben hacer concesiones.

Durante la temporada 2018 se seguirán produciendo negociaciones y declaraciones públicas relativas al nuevo reglamento de motores que debe quedar aprobado a final de temporada, así como el enfoque a adoptar por parte de Liberty Media en lo que se refiere al control de gasto y al reparto de beneficios.

En ambos temas, la compañía que rige la Fórmula 1 tiene en Mercedes y Ferrari a dos duros oponentes que no ven las cosas del mismo modo, con Renault alineándose junto a ellos en lo que a los motores se refiere. En el otro lado se encuentran McLaren, Honda y varios de los equipos más modestos, por lo que las negociaciones serán largas y duras en los próximos meses.

Toto Wolff, durante una entrevista concedida a ESPN, ha abordado los temas más espinosos, dejando clara la postura de Mercedes, la marca a la que representa. Comenzando con el reparto de beneficios, que Liberty Media quiere realizar de manera más equitativa, el austriaco reconoce que “es el asunto que nadie quiere abordar. Es el tema más importante después de 2020. Está claro que necesitamos encontrar una estructura que funcione para todos, algunos de los equipos pequeños sufren con los ingresos”.

El dirigente del equipo alemán afirma que Mercedes no está “en contra de un límite de gasto mientras pueda ser correctamente controlado y sea introducido de manera sensata”, incidiendo en la importancia de poder reducir progresivamente el personal de los equipos. “No vamos a recortar nuestro personal un 30% de un año para otro y no vamos a renunciar a nuestra ventaja de rendimiento a la ligera, por lo que la otra parte debe ceder en algo”.

Ross Brawn se fue de Mercedes por discrepancias con Toto Wolff y Niki Lauda. Ahora ambos vuelven a encontrarse con el británico como Director Deportivo de la Fórmula 1.

Ferrari es quien más tiene que perder, pues disfruta de un plus fijo otorgado por Bernie Ecclestone como reconocimiento a su contribución histórica a la Fórmula 1, aunque también como medida para lograr que el anterior gestor, Luca di Montezemolo, firmara el Acuerdo de la Concordia -documento que rige comercialmente la categoría- y abandonara la idea de un campeonato paralelo.

Toto Wolff se alinea al lado de Ferrari, afirmando que tienen ideas muy similares. “Sergio (Marchionne, Presidente de Ferrari) es bastante franco y directo, llega al fondo de la cuestión. Dice que no aceptará determinadas cosas y es su modo de lidiar con las situaciones. En principio, comparto su opinión. Dije en Abu Dhabi que amamos la F1, que estamos para quedarnos, pero es necesario el marco adecuado: de gobierno, regulatorio, correctamente gestionado. Y haremos saber nuestra opinión si pensamos que las cosas no van por el camino correcto”.

Ellos reconocen que el nuevo motor tiene que conservar la alta tecnología y nosotros no queremos desarrollar un motor completamente nuevo

El reglamento actual ha entrado en vigor este año, pero ha planteado un serio problema a la hora de ofrecer adelantamientos, que se han reducido en cerca de un 50% con respecto a 2016. “Necesitamos coches rápidos y espectaculares, pero que sean capaces de adelantar. Necesitamos circuitos en los que se pueda adelantar y que penalicen los errores”. Mercedes entiende eso, pero también incide en que el motor de 2021 no puede perder su supremacía tecnológica, ni crear un problema serio de inversión obligando a desarrollar un bloque completamente nuevo a los fabricantes. “Todos estamos de acuerdo, nos gusta el desafío, comprendemos las deficiencias de algunas partes del reglamento actual. Hace falta pelea en la cabeza y lo aceptamos. Ellos reconocen que (el nuevo motor) tiene que conservar la alta tecnología y nosotros no queremos desarrollar un motor completamente nuevo, así que hay muchos puntos en común en ese sentido”.

Mercedes domina la Fórmula 1 y no quiere renunciar a algunos de sus privilegios técnicos.

Uno de los puntos que fabricantes como Honda y los nuevos que quieren entrar en la Fórmula 1 desean eliminar es el recuperador de energía asociado al turbo, autor de la mayor parte de los problemas de fiabilidad desde su introducción en 2014. Mercedes, en cambio, lo tiene completamente dominado y por eso ofrece mantenerlo y suministrárselo a quién no pueda fabricarlo con garantías. “No nos gusta que se elimine el MGU-H, una pieza de alta tecnología. Podríamos suministrárselo a algunos de los equipos o fabricantes que carecen de esta tecnología. Las conversaciones van por buen camino”, explicó Wolff.

Aún quedan muchos meses por delante en los que se producirán reuniones, intercambios de opinión y algunos reproches públicos, pero Toto Wolff afirma que la salud de la categoría prevalecerá y se conseguirá llegar a un acuerdo satisfactorio. “Estas negociaciones acaban de empezar de manera amistosa y de nuevo vemos que tenemos opiniones diferentes. Pero, al final, por el bien de la Fórmula 1, encontraremos las soluciones adecuadas”.

Fotos: Mercedes AMG F1

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×