¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Renault pide una congelación de los motores para las dos próximas temporadas

    Sergi Rosell Montagud
    Sergi Rosell Montagud3 min. lectura

    Con el cambio de normas a la vista para 2021, el director de Renault, Cyril Abiteboul, ha instado a la FIA a que se congelen los motores para mayor igualdad competitiva

    La medida también está ligada en el objetivo de aminorar costes en el presupuesto general

    Uno de los cuatro motoristas que hay en la Fórmula 1, Renault, ha transmitido a los organismos reguladores su deseo de congelar los motores de cara a las temporadas 2019 y 2020, para centrarse completamente en el nuevo propulsor que entraría en 2021. Los dirigentes del propulsor galo justifican esta medida para evitar ventajas entre los nuevos rivales que pueden llegar al gran circo.

    El director general de Renault F1, Cyril Abiteboul, ha manifestado al portal Autosport que esta medida sería justa y lógica. "No queremos tener la carga de desarrollar dos motores a la vez. Nuestra posición es clara. Antes de comprometernos con un reglamento tenemos que entender la mayoría del mismo. No vemos que sea sostenible tener que trabajar en dos motores al mismo tiempo. Si hubiera un nuevo participante, que es lo que deseamos, lo haría con una ventaja fantástica, al poder enfocarse en el futuro", ha subrayado.

    El asesor de Red Bull, Helmut Marko, ha dado apoyo a las palabras de su socio galo al afirmar, además, que la FIA debería de igualar el rendimiento del motor. "Si vienen nuevas reglas entonces tenemos que congelar los motores a como están ahora. Por otro lado, debería haber una norma en la que cada motor tiene que estar a una distancia máxima del 3%. A partir de ese punto, podemos vivir hasta el 2020. Nadie tiene que hacer un desarrollo de estos motores y ese es el camino a seguir", afirmó el austríaco a la web especializada.

    Desde el inicio de la era híbrida, en 2014, la Federación Internacional del Automovilismo congeló esta primera versión del motor de cada uno de los fabricantes. Eso sí, en 2015 las diferentes marcas pudieron hacer algunos retoques en su motor, hasta que un tiempo después, los organizadores permitieron el libre desarrollo. Para Christian Horner, director de Red Bull, si los motores se igualaran los equipos continuarían teniendo ventajas, en este caso en el consumo del combustible.

    Nico Hülkenberg, de Renault, cosechó en el GP de Australia la séptima posición.

    "Si quieres que los fabricantes se involucren en un nuevo motor para 2021 y que no tengan grandes costes, la potencia se podría adquirir a través del flujo de combustible. De esa forma, aquellos que hayan hecho un mejor trabajo conservarían una ventaja porque consumirían menos combustible y comenzarían la carrera con un coche más ligero. La potencia podría crear carreras más interesantes", ha finiquitado.

    Fuente: Autosport / Fotos: Renault F1 Media