¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    GP ItaliaSainz vive su primer GP en Monza con Ferrari: «Va a ser increíble»

    Sainz vive su primer GP en Monza con Ferrari: «Va a ser increíble»
    Su GP nº 132 será el primero de rojo para él en Monza.Scuderia Ferrari
    José D. Pascual
    José D. Pascual5 min. lectura

    A sus 27 años, Carlos Sainz disfrutará de su primera carrera ataviado con los colores de una Ferrari que hace tiempo que lo apostó todo a 2022, con el 50% de aficionados en las gradas de Monza a causa del COVID-19.

    A pesar de haber pisado tierras italianas junto a su nuevo equipo con la ocasión del Gran Premio de Emilia Romaña, los aficionados no tenían permitido acudir al circuito, por lo que Carlos Sainz siente que le falta algo. «Soy un piloto de Ferrari, pero no he vivido la experiencia de ser un piloto de Ferrari», asestó el #55 desde Monza.

    «Debo ser uno de los únicos pilotos en la historia de Ferrari que ha tardado más de un año en sentirse piloto de Ferrari. No he podido disfrutar de los tifosi; lo hago a veces en Maranello cuando se acercan a mí al ir a la fábrica. No veo la hora de llegar a Monza. No sé lo cerca que les dejarán estar de nosotros, pero aun así creo que va a ser increíble», reflexionó en voz alta.

    Engalanado con un casco especial para esta cita histórica en su carrera deportiva, inspirado en la década de los 2000, Sainz analizó su paso por la Scuderia hasta el momento, comparándolo con sus vivencias anteriores desde que debutase en Fórmula 1 allá por 2015.

    «En cuanto a puntos ha sido, obviamente, mi mejor comienzo de temporada. Aun así, como ya dije antes de las vacaciones, creo que he hecho primeras mitades de temporada mejores en términos de rendimiento puro como piloto. En mi tercera temporada en Toro Rosso fue cuestión de maximizar adecuadamente el coche que teníamos y conseguir los mejores resultados posibles que ese monoplaza podía lograr cada fin de semana», expresó.

    El reconocimiento del circuito es primordial para pilotos como Sainz, mientras que otros simplemente optan por saltárselo.

    «Obviamente ahora tengo más puntos porque el coche es más competitivo que aquel, pero creo que aún tengo margen. Me mantengo crítico y analítico, porque sabes que como piloto quieres maximizar lo que puedes hacer. Veamos cómo se desarrolla esta segunda mitad del campeonato y cómo podemos seguir progresando como equipo», prosiguió Sainz.

    Acción - Reacción

    El 11º puesto en Portugal o la 10º posición en Spa tras una mala sesión de clasificación previa a la 'no carrera' hacen que Sainz no esté del todo contento con su rendimiento hasta la fecha. No obstante, él mismo reconoce que encontrar el límite del coche de forma veloz le ha servido para relajarse en cierta medida, a la espera de unir todas las piezas en un fin de semana como lograba en McLaren.

    El mayor problema que sufre actualmente el español reside en la frenada, contratiempo que ha lastrado por ejemplo a pilotos como Daniel Ricciardo en su llegada a la formación dirigida por Zak Brown.

    «Está ahí, probablemente la lluvia lo dejó al descubierto. Hice varias carreras sin pensar realmente en la frenada, sintiéndome muy a gusto. Es una de las áreas en las que me parece que deberíamos seguir mejorando como equipo para reducir la distancia frente a los equipos de arriba», desveló Sainz.

    El COVID-19 ha impedido que los aficionados puedan estar cerca de sus ídolos.

    Plenamente consciente de que «venimos de mi peor carrera en ritmo desde que estoy en Ferrari», Sainz espera resarcirse. «Monza es extraño, porque deberíamos ir bien en las dos primeras chicanes. Obviamente en las rectas que hay de por medio no tanto, pero sí, espero que si conseguimos que el paquete de baja carga aerodinámica funcione bien y nos proporcione toda la carga aerodinámica que queremos tengamos un buen fin de semana», deseó.

    «Siempre intentas ganar. Llegar al podio en Monza, como piloto de Ferrari, sería genial... no sé. Sinceramente, todos pensamos más en el año que viene. Sabemos que el coche actual es lo que es y no hay desarrollo. Será un fin de semana difícil para nosotros, sobre todo porque el circuito de Monza no es el que mejor se adapta a nuestro coche, pero lo intentaremos», cerró Sainz.