¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Seidl habla sobre cómo deberá afrontar McLaren el cambio a motor Mercedes

    Seidl habla sobre cómo deberá afrontar McLaren el cambio a motor Mercedes
    Andreas Seidl, director de McLaren.McLaren Racing
    David Plaza
    David Plaza3 min. lectura

    En 2021, McLaren iniciará su etapa con motor Mercedes, pero para ello deberá adaptar un chasis pensado para Renault.

    A diferencia del resto de equipos, podrá realizar modificaciones en el monocasco, pero sólo las imprescindibles.

    McLaren empieza a tener claro que la temporada 2021 va a ser de transición, no sólo para la Fórmula 1, sino también para el equipo británico. A las consecuencias deportivas y financieras de la pandemia se le unirán algunos detalles técnicos que harán del monoplaza del año que viene un ejercicio de compromiso.

    Recientemente, la Fórmula 1 acordó aplazar el nuevo reglamento a 2022, congelando el monocasco y más de la mitad del coche de este año para minimizar costes de cara a 2021. Así, las consecuencias del coronavirus serán minimizadas.

    «La FIA vigilará de cerca que no tocamos ninguna otra área en los alrededores del motor»

    El problema para McLaren es que será el único equipo que cambie de motor, pues el contrato de suministro con Renault finaliza este año y comienza uno nuevo con Mercedes. «Es un cambio para nosotros porque habíamos planeado integrar el motor de Mercedes en el coche nuevo según el reglamento de 2021. Obviamente, es una situación diferente ahora», admite Andreas Seidl.

    El director de McLaren F1 admite que la FIA monitorizará activamente el cambio de motor y las adaptaciones necesarias para ello, pero únicamente permitirá las estrictamente necesarias. «Seguro que habrá restricciones en cuanto a lo bien que podemos integrar esta unidad de potencia en el coche actual. Hemos acordado con la FIA que supervisarán muy de cerca que sólo se nos permite hacer los cambios absolutamente necesarios para instalar el motor Mercedes», explica el ingeniero alemán. «Ellos vigilarán de cerca que no tocamos ninguna otra área en los alrededores de la unidad de potencia, lo que nos daría ganancias de rendimiento adicionales».

    El último McLaren-Mercedes data de 2014.

    Aunque no es algo que beneficie a McLaren, Seidl admite que congelar el chasis de este año es lo mejor para toda la parrilla y para la Fórmula 1 en general, pues el coronavirus está afectando de manera muy virulenta a las arcas de los equipos de la categoría. «Lo entendemos completamente y acordamos esto porque, al final, necesitamos mirar el panorama más amplio. Es necesario que estemos de acuerdo y apoyamos esta congelación porque garantiza el máximo ahorro de costes para todos este año», finaliza.

    Fotos: McLaren Racing