¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Vettel gana en Brasil y el mundial sigue vivo

2

Vettel gana por delante de Webber y de Alonso. Éstos tres pilotos se verán las caras la semana que viene, ya que son los que tienen las opciones más serias de llevarse el título, que aún no tiene dueño.

El Gran Premio de Brasil ha encontrado a su primer ganador del año, si bien en los últimos cinco años, Interlagos ha sido el escenario que decidía el mundial de constructores, el doblete obtenido hoy por Red Bull ha supuesto asegurarse el mundial de constructores, el primero de Red Bull desde que está en la Fórmula 1, algo que, a pesar de las tensiones internas del equipo, han celebrado todos sus integrantes.

Así, Sebastian Vettel vencía por delant de Webber y de Alonso, dejando a Abu Dhabi a cargo de la gran final, donde matemáticamente hay aún 4 pilotos que aún pueden luchar por el título, ya que Button definitivamente se ha quedado fuera de cualquier opción. La de su compañero de equipo, Lewis Hamilton, es casi imposible, ya que teniendo que recortar 24 puntos, significaría que sus tres rivales tendrían que abandonar, algo casi improbable, aunque no imposible.

La carrera de hoy, como siempre en Sao Paolo, ha sido interesante de principio a fin. Si bien muchos pensaban que en la primera curva podría ocurrir alguna catástrofe, y además Hamilton, el que más tenía que arriesgar, iba a armarla, los pronósticos están para escribirse a su manera. Pues no solo no suponía ningún peligro el inglés con su MP4/25 sino que además perdió posición con Fernando Alonso, gracias a una maniobra perfecta por parte del asturiano, que lo forzó a cometer un error de pilotaje.

Por delante, los dos pilotos de Red Bull dieron cuenta del rookie, y Hülkenberg no tenía nada que hacer ante ellos, eso sí, fue la locomotora que llevaría detrás de sí un numeroso trenecito, comenzado por el propio Fernando Alonso, quien no quería dejar que se escaparan los de la bebida energética. Así pues, y a pesar de defenderse muy bien el alemán de Williams, finalmente Fernando logró pasarse y escaparse.

Algo más infructuoso fue lo que intentaba Hamilton con él, ya que se quejaba de falta de grip, y por más que empujara, no logró pasarle. La cola cada vez se hacía más larga, mientras por delante, los tres más rápidos estaban en su lucha particular.

Esto hizo que algunos pilotos más atrasados, tuvieran que adelantar su parada en boxes, para salir del tráfico, y así hizo, por ejemplo, Jenson Button, quien después de que también parara Hamilton, se quedó justo por detrás de él, con lo que había hecho buenas varias posiciones. Nico Hülkenberg, después de su parada, cayó bastante atrás, la alegría, por lo tanto, no le iba a durar demasiado, y el podio ya estaba más que fuera del alcance.

Por su parte, al principio, el Red Bull era mucho más rápido que el Ferrari, pero poco a poco se fueron equiparando las fuerzas. De los tres, el primero en entrar a poner el neumático duro fue Alonso, quien hizo una parada perfecta, y salió prácticamente derrapando de la complicadísima salida de esta pista, manteniendo así su tercera posición.

En Red Bull, el primero en entrar a hacer su parada fue Vettel, y una vuelta más tarde, haría lo mismo Webber. No hubo nada extraño en el box, con lo que, a pesar de que tenían un piloto con más opciones que otro, no hubo órdenes de equipo encubiertas, algo que llevan pregonando toda la temporada.

A pesar de que quedaban muchas vueltas, parecía que el doblete de Red Bull iba a ser inminente, y el podio de Alonso también, pues Hamilton, que marchaba en cuarta posición, estaba a diez segundos, más o menos del asturiano. La única complicación que se encontraban los favoritos eran los doblados, algo inevitable en una pista tan corta y en una carrera con tan pocos abandonos.

A falta de menos de 20 vueltas para el final, un accidente fortísimo de Liuzzi obliga al coche de seguridad a salir a pista, con lo que toda la ventaja obtenida por los Red Bull iba a reducirse al mínimo, ya que entre los favoritos había doblados que impedirían que se salieran pegados el uno detrás del otro. Aprovecharon el Safety car pilotos como Hamilton y Button, que entraron a cambiar neumáticos. Era la última baza para los británicos, y aunque no perdieron sus respectivas posiciones, tampoco fueron capaces de mejorar los tiempos de la cabeza.

A falta de 10 vueltas para el final, la presión que Alonso le metía a Webber era tremenda. Poco a poco se fue acercando y le recortó hasta 6 segundos, intentando ponerle nervioso para que cometiera un error. Pero no lo hizo, con lo que la carrera acabó casi como empezó, con Vettel ganando, y recortando 10 puntos a Alonso, y Webber recortándole solo 3, lo que coloca a estos tres pilotos con serias opciones de llevarse el mundial en la última carrera del año.

Fantástica carrera de Fernando Alonso, que a pesar de poder salir a conservar nos ha regalado dos adelantamientos buenísimos, el de Hamilton y el de Hülkenberg, y por supuesto, muy buena carrera también de Webber y de Vettel que siguen teniendo opciones.

Si la situación de carrera de Abu Dhabi fuera como el podio de hoy, ¿Red Bull aplicaría las órdenes de equipo, o regalaría el mundial a un rival, Fernando Alonso con tal de no incumplirlas? Todo está por ver, la Fórmula 1 vuelve en una semana, ante la carrera más apasionante del año y que decidirá el mundial como en 2007, cuando había 3 pilotos con posibilidades, aunque en este caso sean cuatro con Hamilton.

Resultado de carrera

Noticias relacionadas

Vettel gana en Brasil y el mundial sigue vivo
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto