¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir

La clave de las baterías de sodio baratas la tiene... un microondas doméstico

La clave de las baterías de sodio baratas la tiene... un microondas doméstico
Las baterías de sodio pueden convertirse en la nueva tendencia en movilidad eléctrica.
David Plaza
David Plaza3 min. lectura

Científicos han publicado un estudio en el que detallan un método para producir a bajo coste nanocompuestos de fosfato metálico alcalino destinado a su uso en baterías de iones de sodio. Para ello utilizan un microondas doméstico.

El instituto de Investigación Tecnológica avanzada y Nuevos Materiales de Egipto publicó el pasado 29 de septiembre un artículo en el que detalla con precisión el método desarrollado para conseguir reducir considerablemente el coste de producción de las baterías de iones de sodio.

En la actualidad, tanto en la industria tecnológica como en la automotriz, las baterías de iones de litio son la norma habitual. Sin embargo, el litio es un mineral escaso, caro de extraer y limitado en cuanto a rendimiento, por lo que la ciencia y la industria investigan alternativas viables.

Algo tan sencillo como un microondas doméstico es la clave en el proceso de elaboración de cátodos para baterías de sodio.

Una de esas alternativas es la batería de iones de sodio, que diversos fabricantes están desarrollando en la actualidad. El sodio es más abundante en la naturaleza y su química es similar a la del litio. Además, su método de obtención es más sencillo y barato.

El microondas y las baterías de sodio

El estudio publicado por los científicos egipcios en Scientific Reports habla de cómo el uso de un microondas doméstico puede simplificar y abaratar aún más la obtención de nanocompuestos de fosfato metálico alcalino.

Este método consiste en mezclar primero fosfato de hierro, agua, fosfato disódico, glucosa y ACM. Una vez mezclado, el material se muele con bolas y luego se coloca en un dispositivo de microondas (los investigadores usaron un horno de microondas comercial estándar) junto con una mezcla de ceniza de paja de arroz para facilitar el calentamiento.

A continuación, se deja enfriar y el material resultante es una mezcla de sodio, fosfatos de hierro y nanocompuestos de carbono que podrían usarse para hacer un cátodo de batería de iones de sodio.

Los investigadores señalan que el proceso de calentamiento se limita a unos 60 segundos, por lo que su técnica de procesamiento es significativamente más rápida que otras que se han probado. Además, no implica el uso de gases inertes de alta pureza durante ninguna etapa del procesamiento, lo que, señalan, reduce el coste de producción.

Este método, sin duda abarataría el proceso de fabricación de baterías de sodio, que aún no han llegado al mercado al encontrarse en proceso de desarrollo. Pero también pueden utilizarse en la fabricación de supercondensadores de sodio, afirman los científicos egipcios.

Fuente: Techxplore.com