¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

De Shanghái a Nueva York, dos salones con enfoques muy distintos

Con apenas unos días de diferencia, en las últimas semanas hemos asistido a dos eventos del panorama automovilístico y novedades de corte mundial en ambas. Los salones de Shanghái y Nueva York han presentado enfoques muy diferentes, prevaleciendo los SUV más grandes y deportivos en la feria americana frente a la gran presencia de eléctricos en la de China.

Cartel anunciador del Salón del Automóvil de Nueva York 2019

Casi, casi 12.000 kilómetros separan las ciudades de Shanghái y Nueva York, dos capitales mundiales que cada vez cobran más presencia en el panorama mundial del automóvil ganando prestigio en los eventos que ambas celebran, especialmente el americano con la "quiebra" del de Detroit en las últimas ediciones.

Los dos son elegidos por las marcas para presentar novedades de carácter mundial, especialmente cuando se trata de modelos que se venderán en todos los mercados del mundo y con grandes cifras de ventas en China y en Estados Unidos, lo que da un plus de atención a los clientes de cada uno de los mercados. Pero la reciente edición celebrada en ellos, con días de separación entre uno y otro, deja dos enfoques muy diferentes.

Potencia, altas prestaciones y lujo sobresaliente han sido las claves del evento americano del Salón de Nueva York, con mayoritaria presencia de debuts mundiales de SUV de grandes proporciones como el nuevo Mercedes GLS o el Lincoln Corsair, sin dejar de lado las cifras de los Porsche o Nissan, aunque el fabricante con mayores novedades en Estados Unidos ha sido Mercedes, con cuatro novedades, tres de ellas firmadas por la división deportiva de Mercedes-AMG.

Vista del Salón del Automóvil de Shanghái 2019

Con apenas algunas opciones híbridas enchufables o eléctricas puras, el Salón de Shanghái se ha convertido en el polo más opuesto. La gran cita del gigante asiático ha puesto los pelos de punta al mundo en lo que a electrificación se refiere con opciones para todos los gustos, llegadas desde todos los continentes y viendo la entrada en el mercado de nuevas marcas con base en China, como Nio o Byton, que llegan a sumarse a otros más maduros como Geely.

El objetivo es entrar en Europa con la tecnología más avanzada, ambición reforzada por los grandes fabricantes europeos como Volkswagen o Mercedes que, de una forma u otra, ven a China como el epicentro de la tecnología. Sólo en lo que afecta a baterías, es considerado el mayor proveedor de baterías del mundo -en 2019, un 35% vinieron del país asiático- y una referencia en tecnología en todos los ámbitos, incluida la necesaria para explotar la conducción autónoma.

Los fabricantes alemanes confían en ampliar su participación en el mercado chino de venta de eléctricos que, a día de hoy, es del cinco por ciento. Los datos de ventas lo corroboran: China vende más del doble que en Europa y Estados Unidos; en el primer trimestre de 2019, las ventas de eléctricos en China ascienden a 348.100 unidades, el 65 por ciento de fabricantes locales, frente a las casi 81.000 de Europa Occidental y las 41.000 de Estados Unidos.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto