¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Audi estudia un nuevo superdeportivo eléctrico para lanzarlo al mercado en 2021

La marca de los cuatro aros se encuentra en pleno desarrollo de su nueva gama de modelos eléctricos y el primer modelo e-tron debutará en breve. Las intenciones de Audi son tan ambiciosas que incluso ya estudian un verdadero superdeportivo completamente eléctrico, aunque por ahora la actual generación de baterías son un obstáculo a salvar.

Sólo un centenar de unidades de la segunda generación del Audi R8 e-tron se vendieron, según el fabricante, un nuevo intento infructuoso

El primer modelo de la nueva gama de eléctricos de Audi debutará a finales del mes de agosto. El Audi e-tron quattro es un crossover de corte familiar y al que seguirán más modelos -incluida una berlina con un aspecto de GT- a razón de casi uno por año y todos con un diferente diseño hasta completar una gama de productos paralela a la de combustión.

Pero la imagen de marca que hace gala de un elevado nivel de deportividad con soluciones que se prueban en competiciones de resistencia -principalmente motores de alto rendimiento-y que luego se trasladan a la serie no son suficientes. Audi quiere luchar de tú a tú con marcas de auténtico prestigio en deportivos de alta alcurnia y uno en el que se ha fijado es el Mercedes-AMG Project One, una nueva guerra que se abre en el horizonte para contar con el superdeportivo más capaz.

La realidad de hoy es que es obligatoriamente necesario contar con la tecnología eléctrica para ofrecer unas muy grandes prestaciones y respetando los máximos niveles de emisiones permitidos y, en este sentido algunos fabricantes han optado por la hibridación incluso enchufable para lograr cifras de potencia abrumadoras.

El primer intento de un deportivo eléctrico se llevó a cabo sobre la primera generación del Audi R8 no pasando de prototipo

En Audi, los intentos por tener un deportivo cien por cien eléctrico se remiten a dos y ambas con el R8. En la primera generación del modelo, el fabricante desarrolló un prototipo con una potencia máxima de 315 CV y en el segundo intento apenas se fabricaron un centenar de unidades de un R8 e-tron -ofrecía una potencia máxima de 462 caballos y un par motor de 920 Nm, acelerando de cero a 100 km/h en sólo 3,9 segundos- que supuestamente fueron entregadas a unos afortunados clientes.

Con menos de dos años, la marca alemana decidió cesar su producción. Su precio, de casi un millón de euros lo hacía más que prohibitivo y, además estaba muy limitado en prestaciones, ya que su batería de 92 kWh no daba para mucho. Pero ahora el listón se ha puesto mucho más alto y Audi quiere competir con los más grandes, casi un modelo especial para circuito pero también homologado para calle y carretera convencional.

Peter Oberndorfer, responsable de comunicación de producto de la firma, ha señalado a una revista australiana que la marca está considerando seriamente desarrollar un superdeportivo completamente eléctrico. El problema es la generación actual de baterías de iones de litio que no proporcionan un nivel adecuado en lo que respecta a autonomía y requieren ser recargadas a menudo, lo que significa que la distancia que separa Nürburgring de Múnich -538 kilómetros y poco más de cinco horas- se haría casi interminable teniendo que parar para recargar cada pocos kilómetros.

El Audi e-tron quattro, el primer modelo eléctrico de la marca de los cuatro aros debutará a finales del verano

Oberndorfer ha señalado que los especialistas de Audi Sporttrabajan en una batería con electrolito sólido capaz de gestionar la autonomía y la temperatura mucho mejor que una batería de iones de litio o de polímero de litio, además de que estas baterías de estado sólido permiten también disponer de una mayor densidad de energía, son más compactas reduciendo el peso y mejorando la dinámica de conducción.

Pero, a día de hoy, esta es la clave del problema, porque una batería de este tipo para un modelo tan prestacional supone un alto coste y, por tanto es el factor decisivo para conceder una luz verde de producción.

No obstante, la división deportiva continúa trabajando en este proyecto esperando que el precio baje lo suficiente como para decidir la producción del superdeportivo, lo cual entraría en los planes de venderlo en 2021 con unas especificaciones que dan miedo: una potencia máxima de 800 kW, aproximadamente unos 1.070 caballos, y un par motor de 1600 Nm.

Fuente: Motoring

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto