¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Descubren uno de los míticos bloques Chevrolet V8 ZL-1 a estrenar 40 años después

    7

    Descubierto en su embalaje original un bloque del mítico motor V8 que dio vida al Camaro ZL-1, el motor V8 ZL-1 fabricado por completo en aluminio.

    Este apareció en un lote de piezas de Chevy Chevelle de un anuncio de Craiglist.

    El bloque intacto en su cajón original.

    Aunque estamos más acostumbrados a descubrir viejos deportivos abandonados en las historias sobre barn-finds, en esta ocasión no deja de ser muy llamativo el hallazgo, habida cuenta que el bloque V8 encontrado - de pura casualidad - es nada menos que uno de los venerados ZL-1. El motor más admirado por los amantes de los muscle cars, y que se labró por derecho propio un hueco en la historia de la era dorada del automovilismo americano.

    En su día os contamos de manera muy detallada la historia de las siglas ZL-1, que Chevrolet empleó para las versiones más radicales del Camaro y del Corvette, así como la curiosa historia del génesis de esta raras versiones. Estas se debían al empleo del motor ZL-1, un V8 fabricado por completo en aluminio destinado exclusivamente para competición, concretamente para la Can Am, pero que gracias a un afortunado error del sistema de pedidos de General Motors, que permite ciertos pedidos especiales, terminó en el vano motor del Camaro a finales de los años sesenta.

    La intención era que estas unidades, encargadas originalmente por Gibb Chevrolet, fueran a parar a equipos y pilotos que competían en el campeonato de la NHRA, pero su elevado precio - solo el motor costaba cerca del doble que un Camaro estándar - provocó que la gran mayoría de unidades no se vendieran. Siendo hoy las sobrevivientes los Camaro más cotizados y buscados por los coleccionistas.

    El bloque siendo desembalado.

    En el caso del motor hallado recientemente, no solo se encuentra en perfecto estado sino que no había sido desembalado hasta ahora. Este apareció en un anuncio de Craiglist, que en teoría vendía determinadas piezas originales pertenecientes al Chevrolet Chevelle.

    La sorpresa tuvo que ser mayúscula al descubrir el cajón del V8 ZL-1, además en perfecto estado, y en el que se podía leer perfectamente su codificación (GM 3952318). Por el momento, lo descubierto incluye solo el bloque, pero a partir de el se puede reconstruir perfectamente un motor nuevo. Aunque no creemos que salga barato precisamente.

    Por el momento no se ha revelado la identidad del nuevo propietario ni sus intenciones, pero teniendo en cuenta su extrema rareza - no hay dos iguales en ese estado - es incluso probable que el bloque se mantenga en su embalaje original y lleguemos a encontrarlo en alguna subasta, si no es que algún restaurador se haya hecho con el ya.

    El Camaro ZL1 de Dick Harrell, uno de los creadores del ZL1.

    No hay demasiados Camaro ZL1 1969 en el mercado. La gran mayoría de los pocos que hay están, afortunadamente, localizados en colecciones particulares. Aunque esto no significa que el día de mañana pueda volver a aparecer alguna unidad perdida y que precise de un cambio de motor.

    Precisamente en su momento, cerca de una docena de unidades fueron desmontadas en el concesionario para poder vender el motor por separado, por lo que probablemente haya llegado hasta nuestros días algún chasis sin su motor original, o viceversa.

    Este bloque realmente era una versión fabricada en aluminio del bloque L88 427 de 7.0 litros, entregaba oficialmente 440 CV (algunos especialistas de la época aseguraban que más de 500 CV) pero gracias a su fabricación completa en aluminio disponía del peso de un bloque small block de 5.4 litros.

    Cartel original de Fred Gibb Chevrolet anunciando el Camaro con el motor ZL-1.

    Su potencia era tal, que Chevrolet tardó más de 40 años en equipar a un Camaro con un motor más potente que este, el Camaro ZL1 de quinta generación. La cuarta generación del Camaro dispuso también de una versión apellidada ZL1, sin embargo, con 400 CV ni siquiera alcanzaba la cifra oficial del Camaro ZL-1 que Chevy fabricaba en los sesenta.

    El descubrimiento ha sido revelado por la publicación especializada HotRod, que tampoco ha sabido darle un valor aproximado a este pedazo de historia. Un Camaro ZL1 de 1969 en buen estado está valorado hoy día por encima del medio millón de dólares, por lo que podemos asumir que el motor, en este caso solo el bloque, puede tener un precio que este rondando entre 5 y 6 cifras.

    Fuente: HotRod / Fotos: HotRod

    Descubren uno de los míticos bloques Chevrolet V8 ZL-1 a estrenar 40 años después