¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    BMW y Daimler cierran el proyecto de conducción autónoma conjunto

    El primer concepto del BMW iNext ofrecía conducción autónoma de nivel 5, como el Mercedes F 015

    La grave situación generada por el coronavirus ha obligado a los fabricantes a cambiar sus presupuestos. Ya no están disponibles partidas originalmente propuestas para determinadas tecnologías, como los de la conducción autónoma. BMW y Daimler, que mantenían una alianza para el desarrollo de ésta, acaban de anunciar el cese del proyecto.

    El nuevo Mercedes Clase S está a punto de ser desvelado, y será uno de los primeros modelos del mercado con tecnología de conducción autónoma de nivel 3, perfectamente operativa en los países que la permitan. Algunos expertos apuntan que el sistema ya estaba concebido antes de que los de la estrella firmaran la alianza de cooperación para investigar y desarrollar esta tecnología con los de Múnich.

    El caso es que uno de los más grandes acuerdos alcanzados en europa entre dos grandes rivales se ha terminado. Firmado a principios de 2019 entre BMW y Daimler, el mismo verano crearon la empresa conjunta DAX en la que se enmarcaban los nuevos desarrollos, avanzando que algunos de los futuros modelos también llegarían a disponer de conducción autónoma de nivel 4, el máximo alcanzable.

    El Mercedes Clase S 2020 dispondrá de conducción autónoma avanzada

    Pero la situación actual no invita a dedicar las grandes partidas de dinero que necesita la investigación de esta tecnología, máxime cuando los analistas de la industria apuntan también que no se van a conseguir mejores resultados de lo que actualmente disponen. El coronavirus obliga a dilatar este apartado y proseguir en otros, tanto en nuevos modelos como en un avance de la Inteligencia Artificial.

    Los dos grandes fabricantes alemanes coinciden que los motivos del cese del proyecto tienen que ver con la situación actual y con la inversión. Además, de mantener una alianza para rebajar los costes, los de Múnich también estaban inmersos en proyectos externos, participando en los coches autónomos con Intel, Mobileye, FCA y Ansys. Y el mismo camino seguirán también Daimler y Mercedes.

    Continental, uno de los más grandes proveedores de componentes y diferentes sistemas para la industria del automóvil, también decidió aparcar esta tecnología "sine die" el pasado mes de abril. Proveedores y marcas están siguiendo la misma estrategia anunciada por Elmar Degenhart, responsable de Continental, quien ha señalado que "la industria ya no puede concentrarse en los vehículos conectados, la movilidad eléctrica y la conducción automatizada, al mismo tiempo, sino que debe priorizar". Lo que están haciendo.