¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    BMW trabaja en una batería de gran autonomía para sus futuros eléctricos

    BMW trabaja en una batería de gran autonomía para sus futuros eléctricos
    Detalle de la estructura técnica del nuevo BMW iXBMW
    Fran Romero
    Fran Romero3 min. lectura

    La marca de Múnich trabaja en una nueva generación de baterías de alta capacidad. BMW se ha adherido a un programa especial de desarrollo, logrando una gran financiación desde Reino Unido que dedicará a una batería capaz de ofrecer autonomías similares a un motor de combustión.

    Son tres las grandes demandas de los clientes ante los coches eléctricos: un bajo precio del dispositivo de carga, un bajo tiempo de carga y una gran autonomía, a ser posible equivalente a la de un motor de combustión. Hoy, las tres demandas no terminan de cumplirse, pero BMW tiene la oportunidad de trabajar seriamente en ello.

    De hecho, la firma alemana ha obtenido un gran paquete de financiación proveniente de Reino Unido, que destinará a la investigación y desarrollo de una batería, cuya autonomía será capaz de igualar las delos modelos de combustión, sean de gasolina o diésel. Lógicamente, hay diferentes estados de autonomía, y por ahora el fabricante no ha señalado una cifra concreta.

    Foto Motor del BMW iX5 Hydrogen
    Detalle del motor y pila de combustible del BMW iX5 Hydrogen

    BMW utilizará la futura batería en PHEV, EV y FCEV

    Nada menos que 26,2 millones de Euros es o que han conseguido los de Múnich para el desarrollo de la batería «UK-BEV», a través de un proyecto en el que se contemplan diferentes soluciones en la transición de la combustión a la electrificación.

    El gigante alemán se ha propuesto muy seriamente el mismo objetivo sostenible que Stellantis, el de eliminar nada menos que 32 millones de toneladas de CO2, demostrando a la vez los beneficios de la electrificación. Una batería de gran capacidad que aplicarán sobre modelos híbridos enchufables, eléctricos y de hidrógeno, con pila de combustible.

    BMW ha sido la segunda empresa más importante en lograr la financiación británica, adelantada por los israelíes de REE, alzándose con el primer puesto con el proyecto REEcorner, una plataforma modular para coches eléctricos. El tercer puesto ha sido para los norteamericanos de Cummins, cuyo proyecto fue un motor de combustión de hidrógeno especial para el transporte pesado.

    Fuente: Infomotori