¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

El BMW Serie 8, un lastre y un problema en las ventas en Estados Unidos

BMW Serie 8 840d Coupé, el deportivo diésel tope de la gama de la marca de Múnich

La división americana de la marca alemana tiene un nuevo quebradero de cabeza. El problema, esta vez, se llama Serie 8. Se acumulan unidades en los depósitos del fabricante en Estados Unidos que no tienen salida. Los concesionarios cuentan, una vez más, parte del gran problema del deportivo alemán.

Llegó al mercado como una generación completamente nueva y mucho más ambiciosa. El nuevo BMW Serie 8 estrenaba también un estilo de diseño mucho más moderno y vanguardista rompiendo con el canon actual, especialmente en una zaga con unos grupos ópticos más finos y con una sección oscurecida, estrenando una nueva firma luminosa que acababa con la tradicional en forma de "L" invertida.

Para muchos, el Serie 8 llegaba a un nicho de mercado ciertamente acabado, ya que el Mercedes Clase S Coupé -y Clase S Cabrio- no tienen un relevo acabando en esta generación. Pero, fuentes de BMW apuntaron mucho más alto equiparándose al nuevo Aston Martin DB11. Vaticinando un éxito comercial, lo cierto es que en Estados Unidos, según «Auto News» es casi todo lo contrario.

Las acciones de marketing en Estados Unidos se centraron en el BMW X7, dejando de lado al Serie 8

La fuente apunta que los concesionarios cuentan con depósitos donde almacenan las unidades pedidas, combinaciones de colores más atractivas y más equipadas, y no se venden; tampoco las más básicas, que es otro de los grandes problemas. En el territorio de Estados Unidos, la división de la marca en el país cuenta con 2.000 unidades, de las que 700 están calificadas como de "Prioridad 5", las que nadie quiere pero hay que echar fuera como sea posible.

Para los concesionarios, uno de los grandes problemas es la amplia oferta: tres carrocerías, Serie 8 Coupé, Serie 8 Cabrio y Serie 8 Gran Coupé, cada una de ellas con sus correspondientes versiones mecánicas, demasiadas configuraciones, hasta 15 opciones, siendo lo ideal muchas menos. Además, coinciden que la promoción del modelo se hizo mal por parte de BMW coincidiendo con la del X7.

Los responsables de ventas en Estados Unidos califican al Serie 8 como "el mejor coche que nadie conoce", parcas pero certeras palabras para los ejecutivos de marketing, que se centraron en el SUV no dando el protagonismo que merecía el deportivo, lo cual ahora ya no es reparable por mucho que lo consideren. La situación es más grave, ya que ocasiona pérdidas a los concesionarios: 500 $ en concepto de intereses, unos 450 Euros, pero multiplicado por cada unidad...

Fuente: Autonews

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto