¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Bosch realiza las primeras pruebas de conducción automatizada en Japón

    El grupo Bosch elige las carreteras de Japón como circuito de pruebas para vehículos autónomos. La principal razón de esta ubicación reside en que en este país se conduce por la izquierda además de albergar el tercer centro de ingeniería avanzada de Bosch.

    Bosch sigue insistiendo en tener listo su vehículo autónomo para el año 2020 al igual que muchos fabricantes y tras presentar un prototipo en el CES ahora traslada su fase de pruebas a las carreteras de Japón, en donde se conduce por la izquierda y las situaciones de tráfico son más complejas.

    El grupo ha puesto en el desarrollo de este vehículo alrededor de 2.500 ingenieros repartidos entre los centros de Alemania y Estados Unidos en los últimos años. Después de realizar pruebas de conducción autónoma pondrá a un tercer equipo para hacer frente a las muy distintas carreteras del país asiático. Las primeras pruebas se están realizando en las autopistas de Tohoku y Tomei, en las provincias de Tochigi y Kanagawa, y en los centros técnicos de la compañía en Shiobara y Memanbetsu.

    Por supuesto las pruebas no han partido desde cero, ya que la experiencia obtenida por los vehículos de pruebas que han estado recorriendo las carreteras de Alemania y Estados Unidos está siendo aprovechada por el nuevo equipo de Japón. Estos vehículos cuentan ya con 10.000 km de pruebas en los que no ha habido ningún accidente y son capaces de autoconducirse a través del tráfico realizando maniobras, acelerando, frenando y adelantar cuando sea necesario.

    Estos vehículos están equipados con los sensores más recientes inventados por la compañía y como añadido utilizan mapas de alta precisión aportados por el socio tecnológico de Bosch, TomTom.

    La mayor excusa de Bosch para sacar adelante estos vehículos es la reducción de accidentes. Se estima que el 90% de accidentes ocurridos al año son causados por errores de factor humano. Se predice que con la llegada de los coches autónomos la tasa de accidentes se reduciría en un tercio y como aliciente también se estima que gracias a la mejora en optimización de recursos, el consumo de combustible se reduciría un 39%.

    Como precedente a la tecnología que está por llegar, Bosch anuncia que su sistema de estacionamiento automático estará listo antes que la conducción autónoma. La gestión activa del aparcamiento facilitará en gran medida encontrar una plaza de aparcamiento gracias a los sensores que se instalarán en el pavimento e informarán a los vehículos de posibles plazas libres. Esto supondrá un ahorro de tiempo y reducirá la contaminación de los vehículos que recorren las calles buscando aparcamiento.