¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Las pruebas del nuevo Bugatti Chiron Super Sport marcan una velocidad punta de vértigo

    Bugatti Chiron Super SportBugatti

    El fabricante francés está ultimando las pruebas del nuevo Bugatti Chiron Super Sport. El hiperdeportivo de Molsheim puede presumir ya de ser uno de los modelos de producción más rápidos del mundo, con una velocidad punta de 440 km/h. Uno de los poderosos argumentos que convencerán a los flamantes propietarios.

    La firma francesa se encuentra en la última fase de pruebas del nuevo Bugatti Chiron Super Sport. El hiperdeportivo galo está culminando un programa especial para garantizar su más alto rendimiento en circuito, el único trazado donde puede alcanzar la velocidad máxima que ha marcado en sus últimos test.

    Unos ensayos de los prototipos en los que también se ha probado y afinado la mecánica, la amortiguación y la aerodinámica. Tres áreas fundamentales con las que el Super Sport puede alcanzar una velocidad punta limitada electrónicamente a 440 km/h. Una cifra realmente alta para un modelo de producción, que supera al Chiron, y del que da cuenta uno de los ingenieros responsables del desarrollo del modelo, Jachin Schwalbe, Jefe de Desarrollo de Chasis de Bugatti.

    Foto Prototipo Bugatti Chiron Super Sport
    Uno de los prototipos del nuevo Bugatti Chiron Super Sport, a fondo en un circuito de velocidad

    El Bugatti Chiron Super Sport mezcla lujo y elevadas prestaciones

    Schwalbe señala que «Después de las exitosas pruebas en carretera de hasta 380 km/h, ahora estamos refinando el manejo del vehículo a hasta 440 km/h para permitir que el Chiron Super Sport funcione con una seguridad sin concesiones, incluso a esta increíble velocidad máxima, y el conductor se siente bien, y sobre todo, seguro a velocidades extremadamente altas». Michael Bode, otro responsable de las pruebas, al señalar que «Con una potencia increíble y altas velocidades, la elevación y la termodinámica cambian según los diferentes niveles de presión. Es por eso que monitoreamos todos los componentes a máxima velocidad y carga completa y los optimizamos si es necesario».

    El nuevo Bugatti Chiron Super Sport mantiene el mismo motor 16 cilindros en W y 8.0 litros con cuatro turbocompresores rindiendo una potencia máxima de 1.600 CV, un centenar más que el Chiron, gracias a nuevos turbocompresores con mayor presión de sobrealimentación -hasta 2,8 bar- descendiendo ligeramente en los cambios de marchas pero aumentando inmediatamente hasta este nivel. Además, la firma se ha visto obligada a alargar un 3,6% la séptima relación del cambio para alcanzar la velocidad máxima, teniendo en cuenta que en 6ª ya rueda a 403 km/h.

    El Chiron Super Sport se diferencia del Super Sport 300+ por el formato más largo de la trasera y por contar con un mayor lujo en el interior, un equipamiento se eliminó en este último modelo para aligerar peso y ofrecer un comportamiento más radical. La marca francesa no tiene previsto limitar la producción de este modelo como sí ha hecho con las 30 únicas del Super Sport 300+. Eso sí, su precio es prohibitivo; aproximadamente, 3,2 millones de euros que algunos clientes ya han pagado para recibir su unidad a partir de agosto.

    Foto prototipo Bugatti Chiron Super Sport - interior
    Los pilotos de pruebas del nuevo Bugatti Chiron Super Sport han contado con 100 sensores especiales