¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Prototipo único del Bugatti EB110 SS a la venta

    12

    A principios del año que viene saldrá a subasta una pieza muy particular del proyecto Bugatti Automobili, un raro prototipo del Bugatti EB110 Super Sport, empleado por la factoría para diversas pruebas y que cuenta con una configuración única, con elementos no presentes en el resto de modelos fabricados.

    Prototipo del Bugatti EB110 SS de 1993.

    A principios del próximo mes de febrero será subastada una de las piezas más reseñables del fallido proyecto Bugatti Automobili, un prototipo único del Bugatti EB110 SS, la versión más potente y prestacional del deportivo italiano, que cuenta con ciertas particularidades que lo convierten en una verdadera pieza única.

    Tras la presentación por todo lo alto del Bugatti EB110, la entonces renacida marca de Campogalliano, Modena, desvelaba una versión aún más radical del deportivo de fibra de carbono, el EB110 Super Sport. Este contaba con el mismo V12 de 3.5 litros y cuatro turbos del EB110 GT pero elevado a 610 CV y 637 Nm, además de contar con una configuración de bastidor aligerada, al carecer de todos los elementos habituales de confort en el habitáculo.

    A nivel exterior no era muy diferente del EB110 GT en el que estaba basado, pero disponía de un gran alerón fijo trasero, en sustitución del escamoteable, nuevas llantas ligeras de 7 radios BBS y nuevas salidas de aire tras las ventanas laterales. Elementos suficientes para poder distinguirse a simple vista de la versión EB110 GT.

    Prototipo único.

    El ejemplar que será subastado es uno de los más relevantes de los solo 36 EB110 SS que fueron fabricados, pues este fue un prototipo que empleó la factoría para muy diversas pruebas de desarrollo y homologación, motivo por el que cuenta con elementos únicos, que no podemos encontrar en otros ejemplares.

    Al contrario que el resto de unidades del EB110, este prototipo nacía originalmente con dos ruedas motrices, aunque tras terminar sus pruebas le fue instalado el sistema de tracción total estándar del modelo. Así mismo, esta unidad fue empleada para resolver problemas relacionados con los depósitos de combustible que cuenta el modelo, por lo que dispone de un tanque diferente al del resto de la serie además de una cubierta de fibra de carbono única para el motor.

    Una de las funciones de este prototipo fue la de desarrollar la versión de especificaciones USA, por lo que cuenta con diversas soluciones a medio camino entre esta y la versión europea. Como vehículo de la factoría, empleado en varias ocasiones para estudiar soluciones para problemas de clientes, nunca fue debidamente registrado, por lo que cuando su primer propietario quiso registrarlo, tuvo que recurrir a Dauer, que entre otras medidas modificó la tapa trasera, con las mismas aberturas pero con el logo de Bugatti entre las ópticas.

    Este es el bloque V12 que obtuvo el récord de velocidad oficial en 1992.

    A nivel mecánico encontramos que el bloque V12 no es el original con el que el modelo fue fabricado en 1993, pero curiosamente esto es una gran ventaja, pues tras terminar sus pruebas se le instaló el bloque número 0026, el mismo motor empleado por el prototipo EB110 GT C7 #MCD39006 para lograr el récord del mundo de velocidad en 1992, logrando alcanzar 342.7 km/h.

    Este ejemplar nunca fue vendido a un cliente mientras la factoría permaneció abierta. Tras la bancarrota de 1995, el prototipo pasó a formar parte de la colección holandesa Marin De Rijn en 1997 y según la descripción de la casa de subastas pocos años después pasó a manos de su actual y anónimo propietario, su vendedor actual.

    Sin embargo, atendiendo anteriores registros de este ejemplar, en los últimos años ha estado a la venta en varias ocasiones en varios puntos de Europa, por lo que no se sabe realmente cuantos dueños diferentes puede haber tenido. Aunque se conoce su última localización, Reino Unido, de donde mantiene actualmente su placa de matrícula. Hasta este momento solo ha recorrido solo 3.303 kilómetros.

    Su valor podría superar el millón de euros.

    RM Sotheby’s anuncia un valor entre los 850.000 y los 1.1 millones de euros para esta pieza, lo que lo posicionaría como uno de los EB110 más caros hasta la fecha.

    Fotos: RM Sotheby's

    Prototipo único del Bugatti EB110 SS a la venta