¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

El Corvette de un héroe de guerra se convierte en uno de los 'Vettes más caros de la historia

12

Una de las estrellas esta semana en Indianápolis era el llamado "Corvette del héroe de guerra", un Corvette C2 427 de 1967 que, atesorado en secreto por la misma familia durante 50 años, se ha convertido en uno de los Corvette más valiosos de la historia.

Nunca ha sido estacionado bajo el sol, no ha pisado el asfalto en invierno ni bajo la lluvia y cuenta solo con unos 13.000 kms de uso. Aún sin restaurar, se encuentra inmaculado y es toda una cápsula del tiempo.

El Corvette del héroe de guerra.

Ayer concluía el macroevento de Mecum Auctions en Indianápolis. Cinco días consecutivos de subastas que culminan el mismo fin de semana de la clasificación de las célebres 500 Millas, y en donde podíamos encontrar numerosas piezas raras y destacables, e incluso colecciones de clásicos completas, como la 2010 Spring Classic Collection, la colección con uno de los historial más extraños que nos hemos tropezado en mucho tiempo o la colección Bob McDormand, colección que daba vida al museo completo de este antiguo distribuidor de Chevrolet. Estas además salían con la etiqueta ‘Sin Reserva’ en todos sus lotes.

Sin embargo, también hubo protagonistas individualess muy destacados, como el Chevrolet Corvette en azul Marina Blue de esta historia, apodado por algunos como el “Corvette del héroe de guerra”. Hablamos de un Corvette C2 coupé de 1967 equipado con el buscado motor 427, un modelo muy deseable pero que no es una rareza en si mismo, aunque en esta ocasión es un ejemplar cuyas características, y sobre todo su estado, lo convierten en casi único.

El propietario original fue un veterano de la guerra de Vietnam, Keith Richard Litavsky, que lo compraba tras su regreso de la Guerra de Vietnam, de donde volvió como héroe de guerra. Obtuvo 2 corazones púrpura e incluso fue nominado por un oficial superior a la medalla de honor del congreso, pero dicho oficial fallecía poco después, antes de que pudiera formalizar dicha nominación.

Difícilmente podemos encontrar otro Corvette similar en este estado.

Una vez en casa, Litavsky se hizo con el coche de sus sueños, un Corvette coupé de 1964 equipado con el motor L71 427 de 435 hp (441 CV) y las opciones mecánicas de transmisión manual de 4 velocidades, diferencial Positraction de relación 4.11: 1 y la suspensión opcional código F41.

Por lo que por su configuración este es uno de los Corvettes 1967 más deseables para un coleccionista hoy día, salvo que este ejemplar concreto no es un ejemplar más de tantos que podemos encontrar en el mercado, ya que este no ha sido simplemente conservado, sino guardado y atesorado desde el mismo momento de su compra, primero por su comprador y más tarde por su hijo, actual vendedor del modelo.

Desde el primer momento Litavsky lo identificó como una más que probable pieza de colección, y así lo trató desde el primer momento. Evitó a toda costa conducirlo en invierno o bajo la lluvia, así como aparcarlo al sol, enseñó a sus hijos a mantener en secreto que poseían el Corvette para evitar un posible robo y jamás lo empleó como vehículo de diario, para ello simple y llanamente se hizo con otro vehículo, guardando su Corvette azul en un garaje de clima controlado.

Este equipa la opción de motor y transmisión más buscada.

Es por eso que en los últimos 50 años este ejemplar nunca ha sido visto ni expuesto en ningún evento, sigue perteneciendo a la misma familia, que nunca ha dejado de conservarlo como Litavsky padre hizo desde el primer día, poniendo un especial énfasis en su rutina de mantenimiento. Al contrario que otros vehículos que aparecen tras estar décadas olvidados en un garaje, con evidentes síntomas de haber estado tanto tiempo inmóviles, este Corvette ha sido regularmente movido para evitar su deterioro, y su mantenimiento se ha llevado escrupulosamente, lo cual ha quedado registrado en un diario de mantenimiento llevado por los propietarios.

A día de hoy se mantiene como el primer día, nunca ha sido restaurado ni ha sufrido reparaciones de importancia y su kilometraje es muy bajo, solo cuenta con un total de 8.533 millas de uso, unos 13.730 kilómetros, de los cuales en los últimos 15 años apenas ha recorrido 24 kilómetros, destinados a evitar su deterioro durante su mantenimiento.

Es por ello que no solo luce como el primer día, sino que a nivel mecánico se encuentra perfecto, listo para arrancar y conducir. No aparecen demasiados Corvette C2 en un estado tan original y menos aún con una cifra de kilómetros tan baja como este, contando incluso con algunos de los adhesivos originales con los que fue entregado el vehículo. Es una auténtica cápsula del tiempo.

Su aparición ha sido noticia incluso en medios no especializados.

Su aparición a la venta en los eventos de Mecum en Indianápolis este año ha sido toda una noticia, como atestigua la imagen del eco que ha tenido en los medios locales.

Subastado este fin de semana en Indianápolis, alcanzaba la espectacular puja de 675.000 dólares, lo que permite al Corvette 427 de los Litavsky entrar en la selecta lista de los Corvette más valiosos de todos los tiempos, precisamente junto al Corvette McNamara, una unidad con una historia algo parecida, con la diferencia que absolutamente nadie sabía que su propietario todavía poseía y ocultaba el Corvette, pues le dijo a todo el mundo que lo había vendido. Y todo por no querer pagar el los gastos lógicos de su posesión, como el seguro.

Fotos: Mecum Auctions

El Corvette de un héroe de guerra se convierte en uno de los 'Vettes más caros de la historia
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto