¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Dos de los más raros Corvette clásicos serán expuestos en Florida

6

Dos de los más raros y caros ejemplares clásicos del Chevrolet Corvette han sido reunidos en una exposición del 'The Revs Institute' en Florida, en la que se homenajea la figura de Zora Arkus-Duntov, considerado el verdadero impulsor del modelo.

Chevrolet Corvette SS de 1957.

Aunque Zora Arkus-Duntov llegó al programa Corvette de General Motors cuando este ya estaba en marcha, lo cierto es que su presencia supuso un punto de inflexión muy notable en el devenir del modelo. No en vano muchos consideran al ingeniero nacido en Bélgica como el padre del modelo, ya que una vez que se puso al mando del proyecto el modelo logró convertirse en un verdadero deportivo.

El museo ‘The Revs Institute’ de Florida ha inaugurado este mes una exposición en honor del célebre ingeniero. Bajo el nombre ‘Duntov’s Stealth Fighters’ encontramos una colección de los modelos más insignes de la carrera de Zora Arkus-Duntov al frente del programa del deportivo de Chevy, entre los que podemos destacar dos ejemplares muy especiales y de extrema rareza.

Estos son uno de los pocos Corvette Grand Sport de 1963 fabricados y el Corvette SS 1957, ambos destinados a competición y en el último caso una auténtica y mítica pieza única.

El Corvette SS en Sebring 1957.

El primero es más conocido por todos, fue la respuesta del programa Corvette a los esfuerzos del programa Total Performance de Ford en los años sesenta. Tomando como base el recién creado Corvette de segunda generación, se creó una versión de competición pensada para el Campeonato Internacional de Constructores, que por motivos de homologación requería de una versión de calle, de la cual se pensaba fabricar una corta serie de 125 ejemplares. Sin embargo, General Motors la canceló en 1964 con su célebre prohibición de participar (directa o indirectamente) en ninguna prueba deportiva. El ejemplar que será expuesto en ‘The Revs Institute’ es uno de los solo 5 prototipos fabricados y pertenece a la colección Miles Collier.

Por otro lado encontramos una auténtica pieza única, el único ejemplar fabricado del Corvette SS 1957, un vehículo de competición basado en la primera generación del ‘Vette que solo llegó a participar en una prueba, las 12 Horas de Sebring de 1957, de la que se tuvo que retirar debido a múltiples problemas. Partiendo de la base del Corvette C1, el SS de 1957 fue creado tomando como inspiración el Jaguar D-Type (de ahí su evidente parecido). Tras Sebring, el proyecto fue aparcado y no volvió a competir.

Tras esto, Chevrolet lo donó a la colección del Indianapolis Motor Speedway Museum, donde permanece conservado hasta el día de hoy.

Fotos: The Revs Institute

Noticias relacionadas

Dos de los más raros Corvette clásicos serán expuestos en Florida
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto