¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

El Chevrolet Volt cesa su producción en los Estados Unidos

Tras 9 años en producción y dos generaciones, el vehículo eléctrico de rango extendido de Chevrolet ha desaparecido de su mercado natal. La planta de Detroit-Hamtramck ha cesado la producción la segunda generación del Volt a mediados de este mes de febrero.

Chevrolet Volt de segunda generación.

Esta noticia no debería coger por sorpresa a nadie puesto que ya lo confirmó la marca a finales del año pasado. El Chevrolet Volt desaparecería de los concesionarios de la marca estadounidense este mismo año sin sucesor a la vista y su marcha, sumada a la del resto de modelos que son fabricados en esta planta, ha supuesto el fin de las instalaciones de Detroit-Hamtramck.

Por ahora, estas instalaciones han logrado extender sus actividades hasta inicio el próximo año 2020, ya que la producción de los Cadillac CT6 y Chevrolet Impala ha sido prorrogada hasta inicios del año que viene. Sin embargo esto no ha evitado que el resto de modelos que eran ensamblados en esta planta hayan cesado su producción este mismo mes de febrero.

Entre estos modelos encontramos al Chevrolet Volt de segunda generación y al Buick LaCrosse de tercera generación, que precisamente se estrenó durante el modelo 2017, por lo que su marcha resulta especialmente dolorosa, ya que no solo es un modelo muy joven sino que la marca ya había desarrollado su primera gran actualización, que solo será presentada en China, donde seguirá siendo fabricado.

Chevrolet Volt de primera generación.

El Chevrolet Volt nacía originalmente en 2010 como la respuesta de General Motors a la incipiente demanda de vehículos eléctricos de algunas regiones de los Estados Unidos y Europa. Una demanda que en aquel momento era de menor tamaño y estaba aún más localizada a nivel geográfico que a día de hoy.

Al contrario que un vehículo eléctrico puro, el Chevrolet Volt siempre ha contado con un motor de combustión alimentado por gasolina, de ahí que erróneamente haya sido denominado o catalogado como modelo híbrido, cuando lo cierto es que el motor de combustión no está conectado a ninguna de las ruedas, ya que cumple la función de simple generador eléctrico. Por lo que el Chevrolet Volt es un eléctrico de rango extendido, una solución que muy pocos modelos eléctricos han llegado a poner en práctica.

La primera generación del Chevrolet Volt también fue comercializada en Europa como Opel Ampera o en Australia bajo las enseñas de Holden, y la segunda generación ha gozado de un modelo con los emblemas de Buick, que es fabricado y comercializado exclusivamente en el mercado chino, donde por el momento seguirá sobreviviendo el modelo.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto