Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

La última unidad del Chevrolet Volt destinada al GM Heritage Center

El Chevrolet Volt se ha ganado un lugar de honor entre la colección histórica de General Motors. El último ejemplar del eléctrico de rango extendido salió de la factoría de Detroit-Hamtramck el pasado martes 19 de febrero, con destino al GM Heritage Center.

Chevrolet Volt.

El Chevrolet Volt ya forma parte de la colección histórica de la corporación estadounidense. No sabemos si General Motors conserva algún ejemplar de la primera generación del modelo eléctrico, aunque seguramente guardará a buen recaudo el prototipo original del Chevrolet Volt. Pero lo que sí es seguro es que el último ejemplar fabricado en los Estados Unidos del eléctrico de Chevrolet permanecerá durante años en la colección privada de la compañía.

Como ya te comentamos hace días, la planta de Detroit-Hamtramck dejó de producir a mediados de este mes el Chevrolet Volt y el Buick LaCrosse. En el caso del modelo eléctrico de Chevy, el último ejemplar salió de la cadena de montaje a las 10:00 AM del martes 19 de febrero. En China, por ahora, seguirá siendo fabricado.

Este ejemplar tan insigne estaba acabado en color negro Mosaic Black Metallic y su destino era el GM Heritage Center, donde la corporación estadounidense conserva y expone sus vehículos y ejemplares más destacados.

Chevrolet Volt.

La desaparición del Chevrolet Volt del mercado norteamericano marca el fin de toda una época, ya que este fue el primer modelo eléctrico que lanzó la corporación estadounidense de esta nueva era de vehículos electrificados. A pesar de contar con un concepto bastante revolucionario, el Chevrolet Volt nunca llegó a ser debidamente apreciado por el público, y lo que es más grave, tampoco por los medios como un verdadero vehículo eléctrico.

El Chevrolet Volt contó con dos generaciones y en ambos casos nos encontramos con un motor de combustión que hace las veces de generador y que está destinado a alimentar las baterías cuando estas se agotaban, pero que de ninguna manera estaba asociado a las ruedas.

El destino de este motor de combustión era aumentar el rango de autonomía cuando las baterías se habían agotado, pero el único motor que impulsaba las ruedas era el eléctrico. Por este motivo, el Chevrolet Volt debía ser considerado un vehículo eléctrico de rango extendido, como la versión REX del BMW i3, y no el vehículo híbrido enchufable que todo señalaban.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto