¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Estudios determinan que los híbridos emiten más emisiones: el catalizador es la clave

Porsche Cayenne Turbo S E-Hybrid 2020

Los híbridos enchufables están en el punto de mira de las emisiones de CO2, superando los límites homologados. Diversos estudios apuntan al mayor peso de las baterías, pero también al uso inadecuado que se hace de ellos. Los dos factores son motivos reales, si bien el funcionamiento del catalizador juega un papel casi más importante.

En los últimos meses, los híbridos enchufables se han puesto en el centro de la vigilancia por el cumplimiento de los límites de las emisiones, precisamente porque el nivel de eficiencia que ofrecen no lo es tanto. El mayor peso de la batería y el uso inadecuado son algunas de las claves, pero también el catalizador del motor de combustión es un responsable.

Los fabricantes, como Porsche, se dieron cuenta de que sus híbridos enchufables no cumplían con su concepción real, simplemente porque los clientes no cargaban la batería. Ahora, los modelos arrancan directamente en modo eléctrico y cuando se agota la energía, el motor de combustión entra en funcionamiento, pero no es suficiente para cargar la batería, por lo que se hace obligatorio enchufar el vehículo.

Detalle del catalizador, con dos cápsulas de cerámica recubiertas de óxido de aluminio para las reacciones químicas

El mismo caso lo sufrió BMW con este tipo de versiones en manos de los altos cargos del Gobierno alemán, quejándose de que la autonomía en modo eléctrico no era la reflejada por la marca. El fabricante de Múnich apuntó a un mal uso, no se recargaban y se activaba la climatización estacionaria durante un largo tiempo que también rebaja la autonomía.

Pero uno de los grandes problemas es el funcionamiento del catalizador del motor de combustión. La pieza encargada de reducir las emisiones contaminantes no funciona correctamente, dado que la temperatura óptima para realizar la limpieza se sitúa en 140º -a 300º se garantiza una limpieza profunda- y mientras el motor de combustión se encuentra apagado, esta pieza no funciona.

Por término medio, cuando un motor se arranca en frío se necesitan tres minutos y medio para que el catalizador alcance la temperatura de funcionamiento. Partiendo de esta base, un estudio del Laboratorio Federal Suizo de Pruebas e Investigación de Materiales ha determinado que, en los tres primeros minutos del catalizador en funcionamiento, se emiten más contaminantes que cuando se ruedan 1000 kilómetros con un motor caliente.

Los responsables del estudio apuntan que mientras el catalizador de los PHEV se calienta, millones de emisiones salen libremente por los escapes. De hecho, explican que cuando el motor se apaga en un atasco, la temperatura del catalizador también se reduce, por lo que es un círculo vicioso: la solución radica en un catalizador metálico calentable o conseguir que el componente se caliente tan rápidamente como el motor de combustión arranque.

Los científicos de este laboratorio suizo descartan la segunda opción, ya que producir gases de escape más calientes, conlleva un mayor gasto de combustible, por lo que estudian que sea el calor desprendido de la propia batería. Al igual que en los eléctricos se utiliza para calentar el habitáculo, sería el que calentara la capa de lavado del catalizador, incluso con radiación de microondas, una tecnología que se está probando seriamente para llegar a producción.

Fuente: Empa.ch

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto