¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Volvo confía en los híbridos enchufables para escapar de las sanciones por emisiones

Volvo XC40 T5 Twin Engine Recharge, la variante híbrida enchufable del SUV suecoVolvo

Peugeot ya ha anunciado que trabaja para que sus modelos no superen el límite máximo de emisiones, y que no pagará in un solo euro a la Unión Europea. Ahora, los suecos de Volvo se suman al mismo anuncio, poniendo a los híbridos como la solución, un arma de doble filo.

Hace unas semanas, un responsable de Peugeot anunció que no pagarán ni un solo euro en sanciones a la Unión Europea por exceder el límite de emisiones promedio de CO2 de la gama que son cuanto menos, muy elevadas. Y los de Volvo también se han sumado a la misma línea.

Europa se ha encargado de blindar la normativa ante cualquier intento de franqueo, aunque ha quedado un resquicio: el que ha aprovechado FCA firmando un acuerdo con Tesla, calificado por algunos casi de "maquiavélico". Lo cierto es que nada se puede hacer al no estar contemplado en la legislación.

El nuevo Volvo XC40 P8 Recharge es a versión eléctrica. Llegará a los clientes en la segunda mitad de 2020

Los suecos han apuntado que tienen la solución para esquivar las multimillonarias sanciones previstas, y pasa por los híbridos enchufables. Volvo está apostando por esta tecnología y también por los eléctricos, estrenando el XC40 P8 Recharge, y el Polestar 2 en la gama deportiva. Pero, la realidad, es que estos dos modelos son muy caros, a pesar de que la firma dice contar con "varios miles de pedidos".

Estos modelos de movilidad sostenible juegan un papel especial en la nueva normativa de la Unión Europea, que "premia" a los fabricantes con modelos que homologuen emisiones de CO2 inferiores a 50 g/km, gracias a los "supercréditos". Esto significa que cada unidad vendida con unas emisiones inferiores a esta cifra, se contabiliza como dos -hasta ahora, se contaban como 3,5- lo que ayuda a rebajar el promedio.

Así, el nuevo XC40 Twin Engine Recharge, la versión híbrida enchufable del SUV compacto, homologa 41 g/km, por lo que la venta de una, cuenta como si fueran dos. Teniendo este factor en consideración, Volvo ha hecho las cuentas y le salen, pero sobre el papel. El gran problema son las cuentas reales, las ventas.

El responsable de sistemas motrices de Volvo, Mattias Berglund, ha señalado que "para este año, nuestro objetivo es superar el 20% de híbridos enchufables en los registros totales, lo que reducirá nuestro promedio de CO2". La cuestión es que el porcentaje de híbridos enchufables vendidos en 2019 apenas fue de un 6,5%, por lo que el objetivo es muy ambicioso, demasiado.

Fuente: Auto Express

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto