¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Colección Burton a subasta: un par de Lamborghini entre varios Mustang Shelby

15

Aunque en la subasta de Mecum en Houston podemos encontrar más de 600 lotes, los pertenecientes a la colección Burton destacan sobremanera.

Estos 13 fantásticos ejemplares de colección son solo una pequeña parte de la colección completa, y salen a la venta por el mal del coleccionista, la falta de espacio.

Lamborghini Aventador Roadster 2015 firmado por Valentino Balboni.

Este fin de semana ha tenido lugar en Houston uno de los grandes eventos de la casa Mecum Auctions. En esta subasta encontramos más de 600 lotes, la mayoría de ellos correspondientes a vehículos norteamericanos, como suele ser habitual en las citas de esta casa estadounidense.

Entre los centenares de vehículos que salieron este fin de semana al estrado, la gran mayoría de ellos muy reseñables, podíamos encontrar un conjunto de lotes muy interesante, la colección Burton, o más concretamente, una porción de la colección.

Sus propietarios, Curtis y Emalee Burton, son un matrimonio de Houston que llevan décadas adquiriendo vehículos y regularmente sufren de uno de los mayores males del coleccionista, falta de espacio. Esto conlleva que en muchas ocasiones algunos propietarios pierdan su interés, o al menos parte de el, por algunas piezas concretas, motivados por el espacio que están ocupando estos vehículos en sus lugares de almacenaje.

Shelby GT500 de 1967.

Para muchos coleccionistas el vehículo más deseado siempre es aquel que están buscando o directamente las nuevas piezas que esperan adquirir en un futuro cercano. Y cuando tienes docenas, o en algún caso centenas de unidades, muchas de ellas no tienen toda la atención que se merecen, por lo que llega el momento de hacer hueco.

En este caso concreto, los Burton han decidido poner a la venta una pequeña parte de su colección. No conocemos el volumen y la composición real de la misma, pero a tenor por las piezas de las que se han decidido deshacer, podemos hacernos a la idea de su importancia.

Como podemos ver en la lista inferior, el amor de los Curtis por los Mustang es más que evidente, sobre todo las versiones más especiales del pony car original. Todo comenzó con su primer Mustang 1964 ½, que pronto cambió por un Mustang Cobra Jet 428 de 1969.

Ford GT de 2005.

En este caso, nos encontramos con un buen número de Shelbys, incluido un GT350 de 1966, perteneciente a la segunda serie que fabricó Shelby del modelo, los primeros que estaban disponibles en otro color que no fuera el icónico Wimbledon White. Estas unidades, como ya hemos hablado en más de una ocasión, estaban bastante más domesticadas que los 200 primeros ejemplares, apodados GT350R por los aficionados. Ya que eran auténticos modelos de carreras matriculables.

Hasta el día de hoy, Curtis y Emalee Burton han poseído más de 20 ejemplares Shelby, tanto del GT350 como del GT500. Aunque todos ellos con un denominador común, siempre ejemplares con una procedencia y autenticidad fuera de toda duda y en perfecto estado. Lo cual ya es decir de vehículos de alto rendimiento con más de 4 décadas a sus espaldas.

Listado completo

  • MG TD Roadster 1951
  • Shelby GT500 Fastback 1968
  • Shelby GT500 Fastback 1969
  • Shelby GT500 Convertible 1969
  • Ford GT 2005
  • Shelby GT350 Fastback 1966
  • Shelby GT500 Fastback 1967
  • Dodge Viper GTS 2000
  • Ford Shelby GT500KR 2009
  • BMW Z8 Alpina Roadster 2003
  • Lamborghini Huracán LP610-4 2015
  • Lamborghini Aventador Roadster 2015
  • BMW i8 2015

BMW i8.

Deportivos europeos

Con el tiempo, este matrimonio de Houston han desviado su atención hacia otro tipo de modelos exóticos. Por lo que ahora una buena parte de su colección parece estar formada por las marcas europeas más demandadas, como Ferrari y Lamborghini.

De esta última podemos encontrar dos ejemplares muy llamativos de 2015, un Huracán LP610-4 coupé y un Aventador Roadster, en el caso de este último nos encontramos con una unidad muy especial, ya que fue un pedido especial y cuenta con escapes especiales Power Craft, pack carbono y lo más interesante, la firma del propio Valentino Balboni en el marco de la puerta del conductor.

Además de estos dos deportivos italianos encontramos un Ford GT de 2005 y dos BMW, uno de los recientes i8 y uno de los escasos Z8 Alpina, ambos con muy pocos kilómetros. Como curiosidad, cuentan con un Viper GTS del año 2000, un ejemplar con menos de 10.000 millas que dispone de la firma del propio Carroll Shelby en el salpicadero.

Viper GTS autografiado por Carroll Shelby.

Resultados

Como podemos ver en la tabla, los resultados de la subasta no fueron nada malos, con 8 ejemplares vendidos de un total de 13 ofertados. Los modelos que no alcanzaron su precio de reserva son lso que no aparecen en la tabla inferior.

El protagonista indiscutible no fue otro que el Lamborghini Aventador Roadster firmado por el propio Valentino Balboni, que alcanzó los 300.000 dólares, aunque los Shelby GT500 convertible 1969 y Shelby GT500 Fastback 1967 alcanzaron unas cifras bastante respetables.

Ford Shelby GT500KR de 2009.

En total se recaudaron poco más de 1 millón de dólares por estos 8 ejemplares (1.060.500 dólares incluyendo comisión de Mecum Auctions), lo que permitirá a los Burton invertirlo, más que seguramente, en nuevos clásicos o deportivos.

Fotos: Mecum Auctions

Noticias relacionadas

Colección Burton a subasta: un par de Lamborghini entre varios Mustang Shelby
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto