¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Cómo conducir coches eléctricos sin quedarte sin batería y aumentar la autonomía

    Hyundai IONIQ 5, un eléctrico vanguardista por dentro y por fueraHyundai

    Conducir un coche eléctrico es un proceso muy sencillo, pero implica hacerlo más tranquilamente para evitar un gasto innecesario de energía que disminuyen la autonomía. Seguir unas sencillas pautas de eficiencia permitirá arañar unos kilómetros en caso de que nuestra autonomía se agote.

    Si eres de los que conducen tranquilamente, tienes un máximo respeto por el medio ambiente, los coches eléctricos cumplen con estos criterios. Están diseñados para ofrecer unas prestaciones muy generosas e inmediatas, a golpe de acelerador con aceleraciones instantáneas, pero también equipados con un sistema para gestionar el mejor uso de la energía de la batería.

    Con una caja de cambios de una velocidad, los nuevos eléctricos prácticamente se conducen con solo el pedal de acelerador, ya que basta soltarlo para que el motor eléctrico retenga y la energía que se genera se almacene en la batería, que sirve para alimentar sistemas eléctricos y de confort, disponiendo de más energía. Y el nuevo IONIQ 5 es uno de ellos, un modelo que ofrece un diseño muy atractivo, un gran espacio interior y una elevada potencia en diferentes versiones, con una autonomía máxima de hasta 500 kilómetros.

    Foto Hyundai Kona Eléctrico - técnica
    Detalle del sistema de la bomba de calor equipada en modelos eléctricos como el nuevo Hyundai Kona Electric

    Los modos de conducción aprovechan al máximo la autonomía de los eléctricos

    Los eléctricos también cuentan con un avanzado sistema de regeneración de energía mediante retención, que puede ser más suave o más agresivo dependiendo del nivel que seleccionemos, una función que también está disponible en los modos de conducción «ECO». De hecho, modos como el «Eco+» está pensado especialmente para cuando la autonomía está llegando a niveles críticos sin un punto de recarga a vista y se necesita ahorrar toda la batería posible.

    De esta forma, se puede recargar la batería compensando la energía consumida en los trayectos. La bomba de calor extrae el calor que genera la batería, los motores eléctricos y la electrónica de potencia durante su funcionamiento transformándose para calentar el habitáculo, lo que reduce el uso extra de energía. Es interesante desconectar la climatización una vez alcanzada la temperatura para maximizar la electricidad de la batería.

    Un estilo de conducción tranquilo ayuda a maximizar la autonomía

    Una serie de interesantes funciones que permitirán alargar la autonomía máxima en unos kilómetros, y a la que también contribuyen el diseñar las rutas a un destino, evitando los puertos de montaña o las vías más congestionadas. Los sistemas de navegación lo hacen buscando las rutas que dispongan de puntos de recarga. Es interesante desconectar las climatizaciones estacionarias cuando el interior se encuentra muy frío o muy caliente, pues la climatización previa consume una gran cantidad de energía.

    Cuando el sistema nos indica que la autonomía se está agotando, es aconsejable apagar los sistemas de confort y de info-entretenimiento, lo que no sea fundamental para la conducción. Además, se deben de evitar aceleraciones bruscas que consumen energía. De esta forma, nos podemos asegurar arañar unos kilómetros.

    Foto Hyundai IONIQ 5
    El Hyundai IONIQ 5 se recarga al 80% en menos de 30 minutos en un punto de carga de alta potencia