¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    ¿Cuánto cuesta camperizar una furgoneta?

    Una furgoneta camperizada es una excelente opción para viajar con libertad.

    Camperizar una furgoneta cuesta desde 2.300 euros hasta en torno a 6.000 euros, según los materiales que se utilicen y la cantidad de equipamiento del que queramos disponer en nuestra 'casa portátil'. Estas son todas las opciones en las que puedes ahorrar o gastar más.

    Podemos hacerlo en cualquier vehículo, con más o menos limitaciones, pero sí: hay mejores furgonetas para camperizar que otras. Ahora bien, disponiendo ya del vehículo a convertir ¿cuánto cuesta camperizar una furgoneta? Porque viajar en ella va a ser económico, pero ¿y construirla? En realidad depende de qué queramos hacer exactamente, pero tenemos precios para ti, para que tengas una referencia.

    Para camperizar una furgoneta hay que hacer varias cosas. Una de ellas es aislar el habitáculo para evitar el excesivo frío y el excesivo calor; otra será instalar paneles y muebles, pero también vamos a necesitar una instalación eléctrica algo más completa y potente que la que viene de serie. Se recomienda además usar paneles fotovoltaicos, aunque podemos no hacerlo, y por motivos de confort la calefacción o las claraboyas y ventanas son también gastos posibles.

    Cuánto cuesta camperizar una furgoneta: opciones 'low cost' y más caras

    El aislamiento es fundamental y puede salirte por 100 a 300 euros, aproximadamente, en función de si utilizas espuma de poliéster o poliestireno expandido, que es más económico, o si optas por materiales más caros como el kaiflez, la lana de roca y algunos otros.

    Los paneles y muebles dan mucho juego y las opciones son casi infinitas. Desde menos de 200 euros podemos amueblar y panelar nuestra furgoneta camperizada con madera y MDF; no obstante, lo más recomendable es usar madera en paneles de 1,5 cm y contrachapado fenólico, que es más caro que la melamina y el MDF, y el presupuesto se nos puede ir aquí a cerca de 500 euros.

    A mayor presupuesto, mayores comodidades y mejores calidades.

    Para el sistema eléctrico nos valdría con una batería (de 100Ah) con un inversor y un kit de relé manual, que junto al cableado y otros elementos nos saldría en torno a los 350 euros. Pero una instalación más completa, con una batería de mayor capacidad, con relé automático y un mejor inversor se nos irá por encima de los 500 euros; y si instalamos placas solares, otros 200 euros de media.

    También en los sistemas de calefacción hay múltiples opciones que van desde los 150 a 900 euros, en función de sus prestaciones, marcas y garantías; igual que la cocina, puesto que podemos optar por un sencillo 'camping gas' portátil de 20 euros o por una cocina empotrada, a gas, de 150 euros. La nevera puede ser de compresor de 12V, más cara y mejor opción -pero requiere de instalación eléctrica-, o una nevera de 220V más económica.

    A todo esto hay que sumarle un colchón, claro, que se suelen hacer a medida y cuestan entre 100 y 200 euros. Y la homologación si hacemos según qué modificaciones e instalaciones -eléctrica o de gas-, que nos costará entre 500 y 800 euros según la complejidad de nuestra furgoneta camperizada.

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto