¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Daimler, Volvo y VAG crean la mayor red de carga para camiones eléctricos del mundo

    Camiones eléctricos de DaimlerDaimler

    Las compañías Daimler, Volvo y Traton han firmado un acuerdo preliminar para formar una compañía cuyo único propósito será crear y gestionar una inmensa red de cargadores eléctricos de alto voltaje destinados exclusivamente a camiones eléctricos y autobuses eléctricos en Europa. Un proyecto que no tiene precedentes en ningún otro continente.

    Cuando hablamos de redes de carga para vehículos eléctricos, por norma general, todo el mundo piensa en la red de Superchargers de Tesla y con razón, pues no solo se trata de la mayor red de estaciones de carga para vehículos eléctricos del mundo sino que además fue el primer gran proyecto de su tipo.

    El modelo de Tesla ha sido prácticamente calcado por numerosas compañías, incluyendo los propios fabricantes de automóviles y sus subsidiarias, aunque por norma general todas las noticias que nos llegan de este tipo de tecnología e instalaciones están relacionadas con turismos y motocicletas alimentados por baterías y prácticamente nunca de vehículos comerciales pesados de transporte de mercancías o pasajeros.

    Modelos de Traton.

    Los camiones eléctricos y los autobuses eléctricos están comenzando a ser una realidad cada vez más palpable en todos los mercados continentales, por lo que como era de esperar, ya existen varias compañías interesadas en crear una red de carga específica y exclusivamente para vehículos de gran tamaño y tonelaje, que por motivos de tamaño y peso no pueden acceder a las estaciones de carga convencionales.

    Iniciativa

    Esta nueva iniciativa promete ser la primera y mayor de su tipo en el mundo y ha sido formada por 3 gigantes de la industria, las corporaciones Daimler, Volvo y Traton (división de camiones del Grupo VAG y que incluye firmas como MAN y Scania). Todas ellas compañías con intereses en los segmentos de los camiones y autobuses eléctricos y además con múltiples marcas, por lo que han decidido formar una compañía conjunta cuyo único propósito será crear y gestionar una enorme red de carga eléctrica para este tipo de vehículos en Europa.

    Las cifras iniciales incluyen una inversión conjunta total de 500 millones de euros para formar una red que en principio tendrá hasta 1.700 puntos de carga operativos de aquí a 2027. Estos puntos de carga serán de alto voltaje y por tanto admitirán carga rápida, algo fundamental para vehículos de transporte, tanto de mercancías como de pasajeros, que no se pueden permitir el lujo de estar horas detenidos durante sus operaciones. La sede de la nueva compañía estará en los Países Bajos y sus operaciones darán comienzo en 2022.