¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Diferencia entre autopista y autovía

    ¿Cuáles son las diferencias entre autopista y autovía?

    Son parecidas, sí, pero no son iguales. Las autopistas y autovías tienen diferencias en su diseño. Aunque en muchos casos se cumplen los mismos puntos, hay dos elementos que no son obligatorios en las autovías y sí en las autopistas.

    En España, la red de vías de calazadas separadas se divide en autopistas y autovías. Y solemos confundirlas ambas, o más bien utilizar sus nombres de forma indistinta, y en realidad existen diferencias entre unas y otras. Podemos partir sobre la base de que las carreteras, aunque dispongan de calzadas separadas para cada sentido, e incluso más de un carril de circulación por cada sentido, si cuentan con rotondas, cruces o semáforos, o permitan circular de forma ordinaria por debajo de 60 km/h, no son ni autovías ni autopistas.

    Estas anteriores, aunque cumplen algunas de las condiciones y requisitos de las autopistas y de las autovías, en realidad no lo son. Pero ¿qué tiene que cumplirse para que lo sean, y en qué punto encontramos las diferencias entre autopista y autovía? Es algo que debes saber si vas a examinarte del teórico del carnet B, por ejemplo, así que vamos a darte todos los detalles para que sepas detectar unas y otras sin problema alguno.

    La definición es casi idéntica, pero difieren en la obligatoriedad de ciertos puntos de su diseño.

    Qué es una autopista

    Una autopista es una carretera de cuatro o más carrilles, en total, con sentidos de circulación separados por una mediana central y con control total de los accesos, proyectada para circular a velocidades elevadas.

    Una autopista es una carretera especialmente diseñada y construida para el tráfico motorizado, provista de una doble calzada separada para los dos sentidos del tráfico -excepto en determinados puntos, o de forma temporal-. La separación es por una mediana central, una banda por la que no se puede circular, o por otros medios; no tiene carreteras que la crucen al mismo nivel, ni vías de trenes o tranvías, ni pasos peatonales o caminos de cualquier tipo.

    Además debe estar señalada especialmente como autopista y reservada de forma específica para una categoría de vehículos motorizados; los carriles de entrada y de salida deben estar señalizados para ello, por definición. Pero deben cumplir con las siguientes características siempre:

    • Disponer de dos bandas de circulación para cada sentido, separadas entre sí por una ancha franja de terreno o por vallas de protección.
    • Disponer, en cada banda, de al menos dos carriles de circulación.
    • Disponer de arcenes laterales en cada banda para la posible detención de un vehículo, en caso de emergencia, sin obstaculizar el tráfico regular.
    • Disponer de curvas poco pronunciadas para evitar que, al circular por ellas, los vehículos tengan que aminorar la marcha.
    • No disponer de cruces a nivel, que se resolverán con pasos superiores o inferiores.
    • Disponer de enlaces como intersecciones, a distinto nivel.
    • Disponer de carriles separados de los principales para las entradas y salidas, de modo que los vehículos que accedan y salgan cambien de velocidad fuera de la autopista.
    • Que las salidas y entradas estén -casi siempre- en el lado derecho del sentido de la marcha, en tanto que el izquierdo es de adelantamiento y el más rápido.
    • Que los accesos a inmuebles colindantes se realice en entradas y salidas como las descritas anteriormente, o en calles paralelas como vías de servicios o colectoras.
    La 'vía de servicio' es uno de los puntos críticos en sus diferencias.

    Qué es una autovía

    Las autovías siguen su definición actual en base a la Ley de Carreteras de 1988, tras la modificación de la Ley de 1974. Se llevó a cabo el cambio para posibilitar la conversión de las nacionales radiales por la duplicación simple de calzadas de las mismas. Pero ¿qué características deben cumplir? Las siguientes:

    • Disponer de dos carriles por sentido y accesos limitados de las propiedades colindantes; el acceso se realiza por enlaces mediante caminos o vías de servicio.
    • Disponer de áreas de descanso, en algunos casos con servicios o zonas infantiles.
    • Disponer de aperturas en la mediana, cerradas de normal, y que se abrirán en caso de necesidad para permitir el paso de vehículos por el otro sentido.
    • Disponer de ramales de entrada y salida, enlaces con carriles de aceleración y deceleración.

    Diferencias entre autopistas y autovías

    En función de la fuente que se consulte se pueden encontrar unos y otros matices para la descripción de autopista y autovía. Lo mejor, para saber qué tipo de carretera es una y cuál es otra, es atender a las diferencias específicas que existen entre cada una de ellas.

    Las autovías son carreteras con calzadas separadas para cada sentido de circulación, en las cuales las entradas y salidas no se someten a las exigencias de seguridad de las autopistas. El acceso a los inmuebles colindantes en autopistas se hace por vías de servicio y, aunque las autovías suelen disponer de ellas, no es obligatorio.

    La diferencia fundamental entre autopista y autovía se ciñe al diseño; las autopistas están diseñadas para circular a una determinada velocidad máxima constante sin reducir la velocidad, con curvas de radio amplio salvo excepciones inevitables por el terreno en que se ubican. Y disponen de carriles de aceleración y deceleración lo suficientemente largos, algo que también se puede dar en las autovías y es habitual, pero no es obligatorio tampoco.

    Muchas autovías son carreteras 'convertidas' recientemente, con un diseño parecido a las autopistas.

    Otros conceptos clave en el ámbito de las carreteras

    Vía de servicio: Carretera que discurre sensiblemente paralela a la principal y que está destinada a canalizar y distribuir el tráfico local.

    Carretera principal o de paso: Es la que conduce el movimiento más importante de tráfico de un enlace, siendo generalmente una autopista o una autovía.

    Carretera transversal o secundaria: Es la que cruza la carretera principal a través de un enlace y, en zonas urbanas, puede designarse como calle transversal. En algunas ocasiones puede ser una autopista o autovía de importancia análoga a la carretera principal.

    Carril 1: Carril exterior a la derecha de una autopista o autovía, siguiendo el sentido de circulación del tráfico. En una autopista o autovía con dos carriles para cada sentido de circulación, el carril uno se denomina también lento y el carril dos se llama rápido.

    Carril o vía de deceleración: Carril o vía auxiliar de una carretera de circulación rápida destinada especialmente a reducir la velocidad de los vehículos que salen de la misma.

    Carril o vía de aceleración: Carril o vía auxiliar destinada especialmente a que los vehículos que afluyen una carretera de circulación rápida alcancen una velocidad comparable con la de los vehículos que circulan por ella.

    Enlace: Zona en la que dos o más carreteras se cruzan a distinto nivel y en la que se incluyen las plataformas que pueden utilizar los vehículos para el desarrollo de todos los movimientos posibles de cambio de una carretera a otra. Pueden ser de libre circulación, cuando el intercambio de vehículos se realiza sin restricción alguna debido a cualquier tipo de tráfico, o con condición de parada, cuando alguno de los movimientos de cambio está restringido por señales de limitación o parada. Los ramales de enlace son cada uno de los tramos de carretera que conectan entre sí las vías principal y secundaria de un enlace y conducen los movimientos de cambios de vehículos entre ambas. La parte intermedia de un tramo de enlace que presenta una alineación definida por una curvatura concreta y una pendiente transversal y longitudinal se denomina ramal.

    Ramal de salida: Ramal de enlace destinado a conducir el movimiento de salida de una carretera hacia la otra.

    Ramal de entrada: Ramal de enlace destinado a encauzar el movimiento de los vehículos que entran en una carretera procedentes de la otra.

    Ramal directo: Tipo de ramal de enlace que une directamente las carreteras que se cruzan y que permite los movimientos de giro a la derecha o a la izquierda con salida y entrada por la derecha o por la izquierda, respectivamente, y sin intersecciones a nivel.

    Ramal semi-directo: Tipo de ramal de enlace sin intersecciones a nivel para encauzar los movimientos de giro a la izquierda, pero con salida y entrada por la derecha de las carreteras que se cruzan en un enlace.

    Pata: Tipo de Ramal de enlace, característico del enlace llamado 'diamante' de alineación o forma prácticamente recta y cuyo trazado discurre casi en paralelo con respecto al de la carretera principal.

    Lazo: Tipo de ramal característico del enlace denominado 'trébol' o en 'trompeta' de alineación o forma de curva y con un desarrollo aproximadamente de 300 grados.

    Tramo de trenzado: Tramo de carretera de un solo sentido de circulación en el que se cruzan entre sí los vehículos que proceden de dos direcciones convergentes y salen por dos divergentes.

    Glorieta: Tramo de la carretera con circulación circular o rotatoria, en el que se cruzan los vehículos que proceden o se dirigen a todas las vías que acceden y salen de ella, poseyendo preferencia sobre los vehículos que se incorporan a ella, a pesar de llegar por la derecha.

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto