¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Las 10 diferencias entre el BMW i8 Roadster y el i8 Coupé

8

El BMW i8 Roadster se ha presentado en el Salón de Los Ángeles y ya hemos tenido ocasión de verlo y tocarlo. Su producción comienza en marzo y llegará a los concesionarios en mayo de 2018 por unos 15.000 euros más que el nuevo i8 Coupé ¿En qué se diferencian?.

El nuevo i8 Roadster y el facelift del i8 Coupé guardan algunas diferencias entre sí

Ya es una realidad el renovado BMW i8 que llegará a los concesionarios el año que viene. El deportivo híbrido enchufable, que fue lanzado en 2014, se actualiza y aumenta su gama con la incorporación de una inédita versión cabrio así que por un lado tenemos el BMW i8 Coupé 2018 y por otro el BMW i8 Roadster 2018.

Pocas horas después de su presentación en el Salón de Los Ángeles hemos tenido el privilegio de ver y tocar la única unidad que se encuentra en España en estos momentos del primer miembro de la familia BMW i con carrocería descapotable. El i8 Roadster es muy similar en esencia al i8 Coupé pero cuenta con características que lo distinguen de su hermano con techo rígido. Son éstas:

1. Capota

Sacamos la lupa y empezamos por el atributo más obvio, la capota. No por evidente hay que dejar de mencionar el principal rasgo diferencial de ambas versiones. El i8 Roadster luce un techo de tela siempre de color negro con un mecanismo eléctrico que permite descapotar el coche sin esfuerzo en parado o circulando a menos de 50 km/h. El proceso, muy suave y silencioso, dura apenas 15 segundos y el techo queda recogido de manera vertical en su compartimento ocupando muy poco espacio.

La capota de tela permite disfrutar de la conducción a cielo abierto

2. Diseño trasero

El i8 cabrio ha mantenido las futuristas líneas y superficies con capas superpuestas características del coupé además de conservar las espectaculares puertas basculantes tipo alas. La zaga se ha reinterpretado con una superficie plana, aunque gracias a las dos jorobas en la vista lateral mantiene una línea descendente desde el techo. La pequeña luneta posterior vertical se puede subir o bajar pulsando un botón, independientemente de la posición del techo. Cuando se rueda descapotado, este cristal puede hacer la función de un cortavientos reduciendo las turbulencias de aire dentro del habitáculo.

3. Capó

El alargado y afilado capó tiene una salida aerodinámica de color negro en ambas variantes. Sin embargo, la salida de aire delantera tiene un diseño diferente en el Roadster, dejando una ventilación menor. El motivo es que así se evita que salga un flujo demasiado grande de aire caliente que llegaría hasta el habitáculo si se circula sin la capota puesta y podría resultar molesto para los ocupantes.

4. Aerodinámica

Es un cambio menor pero el techo textil propicia que el i8 Roadster sea ligeramente más bajo que su equivalente con carrocería coupé. En concreto son sólo 2 milímetros de diferencia así que la alzada del descapotable es de sólo 1.291 mm. Este detalle junto con el rediseño de la zaga hace que la aerodinámica del i8 Roadster sea menos beneficiosa, con un coeficiente aerodinámico Cd de 0,28 por los 0,26 que logra el i8 Coupé.

La parte trasera es la más espectacular del diseño del i8 Roadster

5. Logotipos

Por si la imagen no es suficientemente contundente, BMW pone más fácil identificar cada versión. El cristal lateral trasero es fijo y superpuesto a él se ha montado una pieza plástica con el anagrama ‘Roadster’ o ‘Coupé’ según la versión. Esta pieza junto al montante no existía en el modelo anterior. La tapa del maletero también luce con orgullo su denominación.

6. Dos plazas

El BMW i8 Coupé tiene una configuración interior de 2+2 plazas. Las plazas traseras son muy pequeñas, es verdad, aunque dan la posibilidad de que viajen adultos de baja estatura o niños con una cierta comodidad en recorridos cortos. La variante cabrio elimina las plazas traseras, lo que le convierte en un estricto biplaza. Pierde algo en practicidad y gana mucho en estilo.

El i8 descapotable se conforma con dos plazas

7. Maletero

Uno de los hándicaps del BMW i8 Coupé ha sido siempre su escaso espacio de carga con apenas 154 litros de capacidad, un volumen que no ha variado en este facelift. El i8 Roadster cuenta con el mismo maletero pero añade un hueco de carga adicional de 92 litros situado tras los asientos delanteros. Ese compartimento no tiene tapa y sólo se puede acceder a él desde al habitáculo.

8. Peso

El i8 Roadster es ligeramente más pesado que el i8 Coupé. La ausencia de un techo fijo obliga al descapotable a montar nuevos elementos que aporten rigidez al chasis que suman algo de peso. También suponen una pequeña carga adicional los mecanismos de apertura y cierre de la capota, en parte realizados en aluminio. En total resultan 60 kg de diferencia a favor del coupé. La versión más ligera del cabrio pesa 1.595 kg en vacío.

9. Dinamismo

Ambas versiones cuentan con el mismo sistema híbrido de 374 CV pero las prestaciones son ligeramente diferentes ya que el i8 Coupé acelera más rápido que el i8 Roadster. El primero es capaz de pasar de 0 a 100 km/h en sólo 4,4 segundos mientras que el otro para el crono dos décimas de segundo más tarde. Además, el descapotable híbrido enchufable también cuenta con ajustes específicos en amortiguación, suspensión, dirección y los parámetros del control dinámico de estabilidad DSC.

El nuevo BMW i8 Roadster es uno de los descapotables más llamativos del mercado

10. Autonomía eléctrica

Con el facelift se incorpora una batería de iones de litio que tiene el mismo tamaño que la anterior pero que ha ganado en capacidad, aumentando de 20 a 34 Ah. De esta manera también crece considerablemente la distancia que puede recorrer el i8 con cero emisiones y obtiene la etiqueta ambiental 0 de la DGT (antes tenía etiqueta Eco). Según el nuevo ciclo de conducción europeo, el BMW i8 Roadster puede recorrer hasta 53 km en modo eléctrico, 2 km menos que la versión cerrada. La diferencia de autonomía se debe a la diferencia de consumo eléctrico, que en el descapotable es de 14,5 kWh/100 km por los 14,0 kWh/100 del i8 Coupé.

En cuanto al equipamiento y las opciones de personalización, no hay diferencias entre las dos versiones y el i8 Roadster no se guarda elementos exclusivos. Así pues son comunes los diversos colores para la carrocería, entre ellos dos nuevos que denominados E-Copper metalizado y Doningtongrau metalizado, y las bellas llantas de 20 pulgadas rediseñadas. En el habitáculo se pueden escoger entre varios tipos de tapicerías y molduras decorativas, además de aumentar el equipo de serie mediante algunos elementos opcionales como el Head Up Display o los faros láser.

Noticias relacionadas

Las 10 diferencias entre el BMW i8 Roadster y el i8 Coupé
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto