¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El Congreso ha aprobado la Ley de Cambio Climático y Transición Energética; próxima parada, el Senado

    El Congreso ha aprobado la Ley de Cambio Climático y Transición Energética; próxima parada, el Senado
    Javier Costas
    Javier Costas6 min. lectura

    El pasado jueves el Congreso dio luz verde a la Ley de Cambio Climático y Transición Energética, proyecto legislativo que lleva años de retrasos, casi un año después de que el Gobierno lo mandase para su revisión. El Senado es el último paso antes de su aprobación definitiva.

    A iniciativa del Gobierno de España, el proyecto de ley ya ha superado la fase del Congreso de los Diputados. El texto ha sido aprobado por una mayoría más que suficiente en la Comisión de Transición Ecológica: 22 votos a favor, cinco en contra (VOX) y 10 abstenciones (PP y Mas País).

    En el caso de que el Senado no haga cambios en el texto legislativo, se prevé que quede aprobado de forma definitiva en mayo. La nueva ley sienta las bases para el desarrollo del país para cumplir los objetivos de reducción de emisiones que exige la Unión Europea, aunque el texto va más allá de lo que pide Bruselas.

    En 2050 en España no se podrá emitir más CO2 del que se pueda capturar mediante los bosques u otros sumideros del gas de efecto invernadero que pueda haber. En lo que respecta al automóvil, supone para los fabricantes una guía de por dónde deben ir (aunque casi todos irían igualmente).

    Imágenes como esta quedarán únicamente para los libros de Historia a largo plazo

    Es la Unión Europea la que ha puesto unos objetivos de reducción de emisiones que solo es posible conseguir con ventas masivas de vehículos electrificados, principalmente híbridos enchufables, eléctricos puros y de pila de combustible de hidrógeno. Con ese horizonte a la vista, no merecerá la pena seguir invirtiendo en la combustión interna.

    De hecho, uno de los desarrollos más audaces que están avanzándose a nivel mundial son los de Nissan y su tecnología e-POWER de siguiente generación. Su objetivo es lograr una eficiencia térmica del 50% para coches híbridos, que pese a ser un dato excelente, se queda muy lejos de lo deseable para cumplir los objetivos climáticos.

    Eso sí, Nissan tiene claro que es una tecnología de transición entre los motores tradicionales y los totalmente eléctricos. La industria ya va a ir en esa dirección casi al unísono, muy al margen de lo que disponga el Gobierno de España. Pero hacen falta objetivos para crear certidumbre para las industrias, la sociedad, etc.

    A partir de 2050 podrán matricularse como vehículos históricos los que se vendieron nuevos el año pasado y que lleguen en un elevado estado de originalidad a los 30 años

    Uno de los puntos clave del texto legal es que a partir de 2040 no se podrán matricular en España vehículos particulares con emisión de CO2, y eso incluye a los híbridos -incluso los enchufables-. En 2050 no se podrá circular con vehículos emisores de carbono, a excepción de los matriculados como históricos y aquellos que sean para uso comercial.

    Para 2030 debería haber en España -según el Gobierno- 5 millones de vehículos eléctricos y 300.000 puntos de recarga

    La ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, especificó en la rueda de prensa del jueves -tras la aprobación en el Congreso- que los objetivos serán revisables siempre al alza (más ambiciosos), la primera vez que se hará será en 2023. Eso significa que los plazos podrían, eventualmente, acortarse.

    En 2030, el Gobierno de España calcula que podrá alcanzarse el 39,5% de eficiencia de energía eléctrica, y llegar al 100% antes de 2050. Eso significa que en ese horizonte habrán cerrado prácticamente todas las centrales térmicas y solo quedarán las renovables. Las nucleares habrán alcanzado antes su fin de vida útil.

    A finales de 2020, los fabricantes de camiones Daimler, DAF, IVECO, Ford, MAN, Scania y Volvo se comprometieron a no vender ni uno con motores convencionales en 2040

    De todos los sectores implicados en las emisiones de gases de efecto invernadero en españa, el Ministerio para la Transición Ecológica atribuye al transporte el 29%, el mayor trozo del pastel. Dado que reducir las emisiones en aviación y barcos es más complicado, y que pocos trenes diésel habrá a largo plazo, el automóvil es claramente uno de los subsectores a los que meter más mano.

    Además de todo lo expuesto, habrá más medidas. Todos los municipios que superen los 50.000 habitantes deberán adoptar planes de movilidad sostenible y zonas de bajas emisiones. La normativa actual solo prevé eso para los municipios de más de 100.000 habitantes. La movilidad eléctrica recibirá un fuerte respaldo gubernamental, al menos esa es la teoría.

    Los objetivos de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética se enmarcan dentro de los objetivos que exige la Unión Europea a otros estados miembros y no desentonan respecto a medidas de corte similar respecto a países de nuestro entorno o más ricos.