¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Asistentes de conducción: salvan vidas y son causa de accidentes, según un estudio alemán

    Asistentes de conducción: salvan vidas y son causa de accidentes, según un estudio alemán
    Los asistentes de conducción se han diseñado para salvar vidas.
    Fran Romero
    Fran Romero4 min. lectura

    Los asistentes de conducción se han convertido en equipamientos fijos en la mayor parte de los coches nuevos. Algunos por mandato obligatorio de la Unión Europea, otros como parte de la dotación de serie, y con una larga lista de opcionales. Sin embargo, el funcionamiento de ellos no termina de ser perfecto, como bien apunta un estudio alemán.

    Los asistentes de conducción se están convirtiendo en un fijo en la gran mayoría de los coches nuevos que salen a la venta. Desde el más pequeño, todos cuentan con algunos sistemas obligatorios. Los ADAS son más sofisticados a la vez que escalamos posiciones en los modelos más caros, con funciones más avanzadas.

    Sin embargo, hay muchos propietarios que desconocen qué asistentes en concreto equipa su coche, y si se pueden desconectar o no. Un estudio ha llegado a detectar que son muchos los que ni siquiera saben cómo funcionan los asistentes de sus coches. Y también que el funcionamiento de algunos de ellos no es perfecto, y tampoco se acerca a esta calificación. Un problema añadido más es la dificultad para volver a conectar un asistente antes desactivado. Es más rápido parar el vehículo y volverlo a arrancar para que el sistema se active que hacerlo en marcha.

    Foto Volkswagen Golf 1.5 eTSI 150 CV DSG First Edition - interior
    Las interminables rutas hacia las funciones de seguridad duplican los tiempos de reacción del conductor

    El funcionamiento de los asistentes de conducción no es perfecto

    El Consejo Alemán de Seguridad Vial ha realizado un informe en base a un estudio experimental, en el que no hay lugar a las dudas. La gran mayoría de los propietarios no saben cómo manejar los asistentes de conducción que equipan, ni han recibido instrucciones sobre ellos a la hora de recoger su coche en los concesionarios. Un conocimiento que prácticamente roza el nivel del nulo total en el caso de los coches de alquiler.

    Welf Stankowitz, Jefe de Tecnología de este organismo, explica que no es solo un problema de los asistentes de conducción, sino que también lo es de los sistemas de infoentretenimiento limitando las órdenes vocales éstos últimos. Pero todo tiene un trasfondo, y en este caso es el diseño más limpio. Esa manía de los fabricantes de simplificar y eliminar los botones y mandos físicos tan al máximo que, en algunos modelos, ni siquiera algo tan simple como los limpiaparabrisas se libran de estar centralizados en un menú digital.

    A pesar de que es cierto que es mayoría el porcentaje de accidentes evitados por los asistentes de conducción, también es importante saber que una elevada cifra es causada por el manejo de los sistemas durante la conducción. La cuestión es cómo resolver un problema marcado por un diseño cada vez más condicionante; y que, por descontado, no se volverá a los botones tradicionales. La única posibilidad es que las órdenes de los comandos vocales sean tan efectivas como precisas, especialmente ahora que algunas marcas están anunciando nuevos sistemas de conducción autónoma. Eso sí, el conductor siempre será responsable.