¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Un estudio de Bosch Italia demuestra la eficacia del frenado automático de emergencia

    El frenado automático de emergencia, una función que ha superado con creces su cometido, según BoschVolvo

    Mientras la Unión Europea obliga a los fabricantes a incluir asistentes de seguridad a la conducción en el equipamiento de serie, una vez más Bosch presenta un estudio en Italia demostrando la eficacia del frenado automático de emergencia, una función que reduce las posibilidades de colisiones por alcance hasta un 45 por ciento.

    Para muchos, los sistemas y asistentes de seguridad a la conducción son un lastre, ya que no permiten realizar algunas maniobras y que si se pudieran, se desconectarían. Al menos, temporalmente, esto es mientras la conducción dure, lo cual no sirve de nada. Sin embargo, hay sistemas como el frenado automático de emergencia que ha salvado a más de uno de chocar con otro vehículo.

    Sea por distracción o porque el vehículo precedente realiza una rápida maniobra, tenemos grandes posibilidades de sufrir un accidente por alcance, y este es el cometido de la cámara instalada en el parabrisas frontal y sensores de radar que transmiten la información al sistema de frenado automático de emergencia. Algunos, tan sofisticados que ya pueden dirigir el vehículo en carretera hasta un arcén y estacionar el vehículo.

    La función de frenada de emergencia automática actúa ante peatones y ciclistas

    El frenado automático de emergencia, una función demostrada que salva vidas

    Bosch, uno de los líderes mundiales en tecnologías de seguridad vial y componentes para el sector, ha llevado a cabo un nuevo estudio en Italia, a petición del Automóvil Club d'Italia, para demostrar la eficacia de este sistema, concluyendo que este asistente de conducciónmejora significativamente la seguridad. El estudio ha considerado los datos de accidentes en el país transalpino durante 2017 y 2018, prestando especial atención a la información contenidas en las cajas negras.

    Los análisis realizados apuntan que se han reducido los accidentes por alcance en vehículos de menos de 3 años en un 45 por ciento, lo que supone evitar uno de cada dos posibles colisiones por alcance. El estudio contempla también que los modelos con más asistentes de seguridad embarcados se ven envueltos hasta 5,7 veces en un accidente cada un millón de kilómetros, una proporción ínfima comparado con los vehículos más antiguos sin esta carga tecnológica que multiplican por tres las posibilidades.

    El estudio de Bosch demuestra que el asistente de frenada de emergencia es uno de los más eficientes y que cumple perfectamente el cometido para el que fue diseñado. De hecho, los expertos analistas del gigante de los proveedores estiman que los coches equipados con este sistema tienen hasta un 38 por ciento menos de posibilidades de sufrir un accidente, frente a los que no disponen del mismo.

    Fuente: Automóvil Club d'Italia