¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    En estudio los interiores del futuro, el tamaño de las pantallas táctiles es la clave

    En estudio los interiores del futuro, el tamaño de las pantallas táctiles es la clave
    El vanguardista interior del nuevo BMW iX con una gran pantalla curvadaBMW
    Fran Romero
    Fran Romero3 min. lectura

    Aunque el diseño exterior de los coches es una baza muy pesada a la hora de elegir un modelo, pasamos más tiempo en su interior que mirándolos por fuera. Un foro de expertos estudia el futuro de los interiores, una tarea que no es nada fácil ya que debe combinar seguridad y tecnología.

    Las grandes pantallas dominan la última generación de coches nuevos, tanto en el cuadro de instrumentos como en la consola central, ocupando el espacio de esta pieza o sobre ella con una gran pantalla extendida. Cada fabricante diseña a su propio estilo, pero la cuestión de los interiores se está empezando a complicar más de la cuenta.

    Tanto, como que Mercedes ha optado por convertir el salpicadero en una gran pantalla con el sistema «MBUX Hyperscreen». Expertos del German Flat Display Forum han abierto el debate acerca de cómo serán los interiores del futuro, a diez años vista, y especialmente el tamaño de las pantallas. Porque, una cosa está clara: las pantallas seguirán siendo la tónica. Lo malo es encontrar el punto justo en el que la más avanzada tecnología no comprometa la seguridad del conductor.

    Foto Mercedes EQS - interior
    El sistema MBUX Hyperscreen transforma el salpicadero en una gran pantalla

    Tesla, Lexus, Mercedes y BMW son las referencias en el campo de las pantallas

    Unas en vertical, otras en horizontal, con un excelente nivel de resolución y nitidez, pero el gran problema es, prescindiendo de los asistentes de voz cada vez más avanzados, cómo el conductor puede introducir un destino para el sistema de navegación. Una de las tareas que más comprometen la seguridad, y más causas de accidentes suponen por las distracciones.

    De hecho, algunos países europeos ya han tomado cartas en este asunto con multas para los que sean cazados manejando las pantallas, como si de un teléfono se tratase. El análisis de los expertos ha puesto de relieve que, tras una prueba práctica, solo un 19% de conductores lograron insertar un destino en el sistema de navegación, un porcentaje tan bajo que hace replantearse seriamente que una gran pantalla táctil no siempre es la mejor solución.

    Un foro en el que participan todos los fabricantes y que tienen en consideración todas las propuestas. Estéticamente, las pantallas cada vez están mejor resueltas y dan un extra de caché al modelo en cuestión, pero no son funcionalmente prácticas en todas las interacciones. Y es que los interiores son cada vez más minimalistas, con menos botones o teclas tradicionales, y el futuro no cuenta con ellas. Más bien lo contrario.

    Fuente: Automobil-industrie