Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

FCA ha sido demandada en EEUU por tambaleo en la dirección del Jeep Wrangler

Los Jeep Wrangler, como todoterrenos a la vieja usanza que son, emplean suspensiones de eje rígido. Es una configuración buena para terrenos difíciles, pero mala para circular por el asfalto. Algunos clientes de Estados Unidos consideran que hay peligro y exigirán indemnizaciones.

Producción del Jeep Wrangler en Toledo (Ohio, EEUU)

El pasado miércoles fue interpuesta una demanda contra Fiat Chrysler Automobiles en un tribunal federal de Estados Unidos, concretamente el del Distrito Este de Michigan, ya que ahí se ubica la sede del fabricante. El demandante es una mujer de Nueva Jersey, Claire Reynolds, que busca que más gente se sume a la demanda para hacerla colectiva.

Esta mujer adquirió un 2018 Jeep Wrangler Unlimited Sport 4x4, es decir, el modelo de la última generación. Fiat Chrysler ha mantenido el esquema de suspensión tradicional y no ha convertido al Wrangler en un SUV más. Su uso más adecuado es fuera de carretera, pero cada vez más gente utiliza el Wrangler como un turismo al uso.

Con la configuración de eje rígido cuando un neumático bota, el movimiento inverso se traslada al contrario. En una suspensión independiente no pasaría esto, por eso casi todos los turismos tienen suspensión independiente al menos en el eje delantero. En el eje trasero lo más normal es suspensión independiente o semi independiente, no así en todoterrenos como el Wrangler.

En este vídeo se ve cómo se encajan las carrocerías en el chasis de largueros y travesaños

De acuerdo a la demandante, circulando por autopista, algunos baches pueden implicar sacudidas en la dirección que han sido descritas como "un tambaleo mortal" (o "death wobble" en inglés) y ha sentido que su integridad física ha estado en peligro. Según apunta The Detroit News, no es un caso aislado y es bastante desagradable.

Hay precedentes de quejas en la NHTSA de la generación actual y la anterior, a partir del 2012

Este tambaleo ha sido percibido por algún conductor como haber pinchado un neumático, desllantado o haberlo perdido. De momento FCA ha restado importancia al defecto, no considera que sea un problema de seguridad, y que es un fenómeno relativamente normal en un vehículo con suspensión por ejes rígidos. De todas formas, FCA aún no tiene la copia de la demanda.

Sí, es cierto que los vehículos con esa suspensión son más delicados de conducir, especialmente a alta velocidad, si una de las ruedas pisa una imperfección del terreno. Desde luego en toda mi vida profesional no he experimentado la sensación desagradable de haber perdido un neumático o una vibración parásita excesiva en la dirección. Atentos al vídeo:

Youtube está repleto de ejemplos de este fenómeno -"death wobble"- y cómo solucionarlo en distintas generaciones. Llama la atención que pase en coches que están nuevos

Los jueces federales tendrán que dirimir si se trata de un problema de seguridad que se está ocultando no solo a los propietarios del Wrangler (y sus clientes potenciales), sino también a las autoridades competentes en materia de seguridad, en este caso la National Highway Traffic Safety Administration, que depende del Gobierno de Estados Unidos y el Departamento de Transporte (DoT).

La demandante indica que le han cambiado el amortiguador de la dirección tres veces en el plazo de seis meses, cubierto en garantía, y el problema no se ha solucionado. Exige que el fabricante realice una llamada a revisión, se realicen los cambios mecánicos necesarios, y se compense a los propietarios por las molestias, el disfrute cesante del vehículo (mientras está en taller) y la pérdida de valor residual que implica el problema.

No solo eso, la demanda también pide un programa de recompra (buyback), como el que se impuso a Volkswagen por el Dieselgate, en el que FCA se quedaría los Wrangler afectados y devolvería el dinero. En otras palabras, si se junta la gente suficiente pueden ser millones de dólares de impacto para el fabricante, y el fallo de un tribunal federal servirá como precedente en el futuro a nivel nacional, a menos que FCA apele a una instancia superior y se le quite la razón al demandante.

En la prueba que realizamos en Motor.es del Jeep Wrangler no notamos este problema, pero no nos gustó el tacto de la dirección

En el caso de que los jueces comprueben que efectivamente hay un problema, FCA deberá hacer una llamada a revisión de las unidades afectadas, y la NHTSA podría imponer una sanción en el caso de que considere que ha sido ocultado un defecto de seguridad, dando igual si hay alguna víctima o no (hasta la fecha, no se conocen).

La NHTSA tiene un precedente similar, cuando en 2008 investigó si los Ford F-250 y F-350 Super Duty 4x4 (ambos modelos de pick-up grande) eran peligrosos por oscilaciones en la dirección. El ente estatal determinó que el problema solo se reproducía en unidades con neumáticos con baja presión o con las cubiertas previamente dañadas.

De momento la NHTSA no se ha pronunciado sobre esta cuestión. Ahora es el turno de los abogados, los de FCA dirán al juez que es un fenómeno inofensivo y la parte demandante que es peligrosa aunque no se hayan producido víctimas todavía.

Fuente: The Detroit News

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto