¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Ford pone cifras a su nueva estrategia de negocio

Ford apostará casi exclusivamente por los SUV y los pick-up. Todavía colea el anuncio de la nueva estrategia de negocio con la que el fabricante estadounidense espera consolidar y mejorar su posición mundial. Altos cargos de Ford e incluso los distribuidores han realizado importantes declaraciones al respecto analizando las posibles consecuencias de esta relevante decisión.

La nueva estrategia de Ford

Declaraciones de altos cargos de Ford sobre la nueva estrategia de producto de la marca estadounidense.

Hace apenas unos días que nos hacíamos eco de la importante decisión que ha tomado Ford de cara a su futuro inmediato. De cara al año 2020 la marca eliminará casi la totalidad de sus turismos en su gama de Estados Unidos. Modelos como el Ford Fusion (conocido en Europa como Mondeo), el Ford Focus o el Ford Fiesta, son algunos de los productos que se verán afectados de primera mano por este cambio de rumbo que ha dado la compañía del óvalo azul.

Alan Mulally le dijo en 2008 al equipo de liderazgo de Ford que el fabricante de automóviles no tendría un negocio sostenible si no reducía su dependencia de los pick-up de gran tamaño y SUV. Jim Hackett, el CEO de Ford en la actualidad, ha decidido llevar a la compañía norteamericana en la dirección totalmente apuesta a la destacada por Mulally hace una década.

En apenas unos años Ford espera que las ventas de sus pick-up represente casi el 90% del total de sus matriculaciones en Norteamérica. Además, cualquier sedán que no sea de lujo será retirado de la gama. Un guiño a Lincoln y sus modelos. El Ford Fusion, comercializado en Europa como Ford Mondeo, recibirá pronto por estos lares un ligero lavado de cara para ponerse al día y seguir lidiando en un mercado donde la competencia no descansa. Sin embargo, esta actualización no es más que un parche a un futuro muy sombrío.

La nueva estrategia de producto de Ford

En los concesionarios de Ford en Norteamérica solo será posible encontrar Pick-ups, SUV, Crossovers y al Ford Mustang.

El Fusion (Mondeo) será eliminado de la gama de Ford, al igual que el Fiesta. ¿Y qué hay del Focus? El icónico compacto estadounidense sigue siendo un referente en el viejo continente, pero Ford apostará por reducir su visibilidad de manera notable. Seguirá a la venta, pero importado desde China y en la versión Active, la que le dota de una imagen tipo crossover. Así lo comentó el propio Jim Hackett: “Vamos a alimentar la parte saludable de nuestro negocio y tratar de manera decisiva aquellas partes que destruyen el valor”.

Los máximos dirigentes de Ford están siendo muy claros en esta cuestión. Pick-ups, SUV y Crossovers están en la parte «saludable» de su negocio. Una vez cesada la producción de aquellos productos que no seguirán contando con el apoyo de la marca, Ford prevé un ahorro en costes de 25.000 millones de dólares de cara a 2022. Bob Shanks, un gerente de financias, destacó que estos productos están destruyendo el volumen de negocio de Ford.

Colin Langan, un analista de UBS, ha sido bastante claro afirmando que Ford pierde en América del Norte alrededor de 800 millones de dólares al año al tener productos como el Fiesta o Focus a la venta. Por el contrario, Bob Shanks destacó los 3.000 millones de dólares que ganó la compañía gracias a la venta de sus pick-ups, SUV y Crossovers.

Aunque parezca una decisión muy radical, lo cierto es que otras compañías del sector como Fiat Chrysler Automobiles decidió dejar de comercializar vehículos como el Chrysler 200 y el Dodge Dart debido a que su demanda había caído en picado. Además, recientemente General Motors puso fecha de caducidad al Chevrolet Cruze. En este último caso, la marca aprovechará el vacío que dejará en la línea de montaje para aumentar su volumen de producción de crossovers.

Las reacciones de los distribuidores

A pesar de la tendencia que sigue el mercado y que la demanda por los SUV o Crossover, el hecho de perder al Ford Fusion será muy perjudicial para los distribuidores y concesionarios de la marca estadounidense. Chris Lemley, máximo responsable de Sentry Auto Group, muy cerca de Boston, calificó esta decisión de Ford como “una reacción exagerada y miope a un cambio de mercado y que se convertirá en una herida autoinfligida con la que se desperdiciarán décadas de trabajo”. Lemley comentó que, si hace una década Ford hubiera apostado por reducir su gama de pick-ups y SUV debido a su volumen de negocio, habría cometido un error garrafal ya que en la actualidad son un activo clave.

Jim Farley, Jefe de Mercados Globales de Ford, quiso dejar claro que la firma no está dando la espalda a los utilitarios y sedanes: “Tenemos intención de ampliar nuestra gama de automóviles para pasajeros en los Estados Unidos. También tenemos la intención de ofrecer precios más asequibles a los actuales. Nuestros concesionarios tendrán muchas oportunidades de crecimiento, solo que con un catálogo de vehículos distintos”.

Ford Mondeo

El Ford Fusion, conocido en Europa como Ford Mondeo, tiene los días contados.

Por otra parte, Farley insiste en que Ford no repetirá sus errores del pasado. Destacó que la industria ha cambiado mucho desde entonces. Farley dijo que “la visión y experimentación del cliente en el lado de la utilidad es mucho más amplia”. Sin embargo, el alto cargo de Ford también comentó que salir de algunos segmentos que a día de hoy representan grandes volúmenes conlleva cierto riesgo para la propia compañía y concesionarios.

Fuente: autonews

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto