¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Ford Mustang Bullitt: el ejemplar perdido aparece en México 50 años después

12

A pesar de haber sido destinado originalmente al desguace, casi 50 años después ha vuelto a aparecer el ejemplar supuestamente perdido del Mustang GT 390 de Bullitt.

Esta es la historia de su descubrimiento en México, uno de los hallazgos más increíbles de la historia.

La foto de Fede Garza que dio inicio a la historia.

Era el último día de febrero cuando un hilo de un foro de viejos Mustangs se convertía en noticia de portada. Un tal Fede Garza anunciaba que un cliente suyo, un taller en México, había logrado encontrar el Ford Mustang GT 390 empleado como vehículo de acción en la película Bullitt. A este anuncio le acompañaba una sola imagen, de el mismo dentro de un Mustang verde a medio restaurar.

El hilo poco tardó en crecer, creando un interesante y acalorado debate en el que no solo se exponían los datos más interesantes y conocidos de los Mustang empleados en el rodaje de la cinta, sino que según avanzaba la conversación, se iban descubriendo nuevos detalles del ejemplar en cuestión.

Los que seguimos el hilo desde los primeros días pudimos descubrir no solo que el Mustang en cuestión disponía de todas las características del vehículo empleado en las escenas de acción de Bullitt, sino la propia historia del ejemplar, y como había aparecido de repente en este taller de Mexicali.

Fotograma de la película de Steve McQueen.

La historia oficial contaba que para la película, la productora había encargado dos unidades, cuyos números de bastidor eran correlativos y que habían sido preparados en el taller Hollywood Stars de Max Balchowsky. Tras el rodaje, la unidad empleada para las escenas de persecución, con varios saltos, había quedado tan dañada que había sido enviada a destruir, mientras que el segundo ejemplar, había sido reparado y vendido a un empleado de Warner Bros.

Sin embargo, casi 50 años después nos encontramos de nuevo con el ejemplar teóricamente destruido, de número de bastidor 8R02S125558, y a priori, un informe del reputado especialista Kevin Marti que confirmaba su procedencia, aunque no por ello dejaba de suscitar muchas preguntas.

Al desenredarse la madeja de la historia lentamente, según se iban sucediendo los posts y sobre todo, según se iban publicando datos y fotos desde México, rápidamente aparecieron no pocos detractores de la historia, que hábilmente fueron solicitando más y más datos que pudieran verificar su autenticidad.

El ejemplar en el concesionario Ford de Mexicali, la placa es una reproducción.

En primer lugar, el modelo aparecía a media restaurar, ya con la pintura verde Highland Green, lo que evidenciaba que las intenciones de las personas que estaban a su cargo de devolverlo a su estado original, sin embargo, el propio responsable del anuncio original afirmaba que las primeras intenciones habían sido la de restaurarlo para convertirlo en otra réplica más del Mustang Elleanor, de la última versión de la película “60 segundos”, aunque no explicaban por qué o cuando habían decidido verificar su procedencia con un informe de Marti Auto Works (reputado especialistas en estas lides), y sobre todo, de dónde demonios había salido y dónde había estado durante todo este tiempo.

El vehículo pertenece actualmente a dos personas, Ralph García y Hugo Sánchez (no es el futbolista mejicano). El primero de ellos es el propietario del taller, al que el segundo de ellos lo llevó tras encontrarlo abandonado en un desguace unos meses atrás. En ese momento, el Mustang no solo era prácticamente un cascarón vacío, sino que le faltaban varios elementos de la carrocería, como el capó, la puerta derecha y por supuesto, la gran mayoría de cristales, el equipamiento interior y lo que es peor, motor y transmisión habían desaparecido.

Como se puede ver en la imagen inferior, además hacía ya mucho tiempo que había perdido su color verde original, y según informan, durante los primeros pasos de la restauración se encontraron varias capas de colores diferentes, por lo que sabemos que durante este tiempo ha sido pintado en varias ocasiones.

El Mustang en el lugar en el que fue encontrado, aún de color blanco.

La empresa de Kevin Marti, Marti Auto Works, dispone de una base de datos lo suficientemente amplia como para poder confirmar a un propietario desde el color hasta las opciones que montaba su Ford, Lincoln o Mercury cuando salió de fábrica, o incluso el día que lo hizo. Además, como restauradores se encargan de fabricar las placas de los números de serie, por lo que también son especialistas en distinguir estas falsificaciones.

En cuanto Sánchez y García recibieron su informe (se envía de manera online en un archivo PDF) se llevaron la sorpresa de sus vidas, y los planes de crear otra réplica de Elleanor se modificaron.

Los elementos de carrocería que faltaban fueron repuestos, además de sustituir techo y suelo, pero no se tocaron las modificaciones empleadas para rodar la película, como los refuerzos de la suspensión, la salida de escape provisional en el maletero para el generador o el tren trasero. Tras esto, se le había aplicado ya una buena dosis del color Highland Green, por lo que ya comenzaba a parecerse a lo que era.

Kevin Marti (camisa azul) en Mexicali, junto al Mustang.

Pocos días después de haberse publicado el primer post en el foro, y de haber revelado ya varias fotos de detalle que mostraban los rasgos únicos de este ejemplar, la noticia saltaba a los grandes medios tradicionales en los Estados Unidos y se confirmaban los rumores previos, el propio Kevin Marti se iba a desplazar hasta Mexicali a inspeccionar el vehículo en persona. A pesar de haber emitido ya un informe, para el cual solicitó en su momento diversas fotos de los números de serie.

Solo 4 días después de que se conociera su existencia, Kevin Marti se encontraba con el Mustang en un concesionario Ford de la ciudad mejicana (con banda de mariachi incluida), y aunque el análisis fue profundo, no dió su veredicto inmediatamente. Su visita tuvo lugar el 3 de marzo y no fue hasta que el lunes 6 que se conoció, a través de Fox News, el veredicto final de Marti, confirmando el Mustang de Sánchez y García como el ejemplar empleado como coche de acción en Bullitt.

El momento no podía ser el mejor, el Mustang no solo ha vuelto a aparecer, sino que lo ha hecho a tiempo de ser restaurado antes de que se celebre el 50º aniversario de la película, en 2018. Actualmente, aunque ya se han confirmado la aparición de las primeras ofertas de compra, el modelo por el momento no está en venta, aunque ya ha sido trasladado a California donde será restaurado, presumiblemente con ayuda de la propia Ford.

Imagen de detalle del maletero, se aprecia a la izquierda la salida de escape.

Lo que no ha trascendido, y probablemente tardemos en descubrirlo, es como este ejemplar logró pasar de ir directo al desguace en los años sesenta a terminar sus días a la intemperie en un solar de la Baja California Sur, casi 50 años después. Por el momento, no hay un solo dato sobre su historial todos estos años. La teoría más plausible dice que en el caso de que realmente el vehículo llegara al desguace, nunca fuera achatarrado, sino dado de baja, reacondicionado y vuelto a vender con una nueva placa de matrícula.

Curiosamente, a pesar de estar casi 5 décadas en el limbo, ha terminado apareciendo antes el “ejemplar perdido” de los Mustang de Bullitt que el propio ejemplar superviviente, que desde hace décadas no lo ha vuelto a ver nadie.

Precisamente cuando aparecía la primera noticia del descubrimiento del Mustang en México, en esta redacción estábamos trabajando en un artículo sobre la unidad superviviente, que ha permanecido escondida por su actual propietario desde inicios de los años setenta. Y a pesar de múltiples y suculentos intentos de comprar, alquilar o exponer el Mustang, su propietario (de identidad aún desconocida), se ha negado siempre en rotundo a mostrar el vehículo, aunque esta gran historia os la desgranaremos en el siguiente artículo.

Fotos: Vintage Mustang Forum

Noticias relacionadas

Ford Mustang Bullitt: el ejemplar perdido aparece en México 50 años después
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto