¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Ford desarrolla un sistema que achicharra el coronavirus en el interior de los Interceptor usados por la policía

Ford Police Interceptor

Ford y la Universidad Estatal de Ohio realizaron juntos un estudio con el fin de determinar cuál era la temperatura ideal y el tiempo necesario para eliminar de forma eficaz el coronavirus en las distintas superficies. Gracias a ello, la marca americana ha podido desarrollar un software que desinfecta los Ford Police Interceptor de la policía entre los diferentes turnos policiales.

Luz ultravioleta, ozono o limpieza exhaustiva son algunos de los métodos que se están utilizando para evitar contagios por coronavirus. De hecho, todos los concesionarios y talleres han tenido que poner en práctica protocolos de desinfección para evitar riesgos tanto entre sus clientes como trabajadores.

Pero el asunto se complica cuando hablamos de vehículos que son compartidos, como por ejemplo los que utilizan los policías. Por ello Ford, en colaboración con la Universidad Estatal de Ohio, realizaron un estudio para ver a qué temperatura era necesario elevar una superficie y, durante cuánto tiempo, con el fin de que se pudiese garantizar la desinfección.

En los últimos meses, los agentes de policía están haciendo también traslados de pacientes infectados por el COVID-19 en sus Ford Police Interceptor (basado en el Explorer), de ahí que sea necesario aplicar un mejor sistema que evite contagios posteriores entre los propios agentes u otras personas.

El proceso se puede controlar de forma segura con una aplicación móvil

Tras los experimentos se pudo constatar que una temperatura de 56 ºC durante un cuarto de hora era capaz de eliminar el 99% de los virus presentes en cualquier tipo de superficie. Fue entonces cuando Ford se puso a trabajar y comprobar si era capaz de llevarlo a la práctica con sus vehículos.

La marca americana modificó el software del climatizador, creando un funcionamiento en «modo descontaminación». En los modelos más recientes de los Ford Police Interceptor (desde 2015 hasta ahora), el sistema se pone en marcha mediante una combinación de pulsaciones en los interruptores del control de crucero.

Para aquellos modelos de 2013 a 2015 también es posible, pero es necesario activarlo a través del puerto OBD de forma manual

Una vez en «modo descontaminación», el motor gira a un régimen más elevado del normal al que suele estar al ralentí, generando un exceso de calor que es reenviado por el sistema de climatización hacia el interior del habitáculo. Patrones preestablecidos en las luces de emergencia indican que el coche está forzando la limpieza. Al mismo tiempo, un aviso también aparece en el cuadro de mandos.

Agente de policía en un Ford Police Interceptor

La temperatura en el interior asciende hasta los 56 ºC y, una vez alcanzada, se mantiene durante 15 minutos. Entonces el sistema de climatización cambia a frío para poder bajar la temperatura y crear un ambiente menos parecido al del Valle de la Muerte.

Conociendo a los americanos y su amor por las demandas, habrán dejado muy claro que no se puede permanecer dentro del coche durante el proceso, y evitar así acabar como en un cubo del Kentucky Fried Chicken. Bromas aparte, sería mortal de necesidad.

La ventaja de este sistema respecto a otros es que, como calienta todo el interior del vehículo, acaba con el 99% de los virus en todos los rincones del coche. Incluso aquellos de difícil acceso, que podrían ser los más peligrosos desde un punto de vista sanitario.

Los termómetros atestiguan que dentro del interior se crea un auténtico infierno

Eso sí, su uso no excluye el que se utilicen también otros protocolos de desinfección, pues de momento, y según los Centros de Control de Enfermedades, no hay datos oficiales que garanticen a partir de qué temperatura el virus muere. Lo único que se sabe es que su supervivencia es menor en ambientes con temperatura alta y humedad elevada que en aquellos fríos y secos, y por tanto es menos viable.

Un estudio del pasado 2 de abril encontraba que, a 70 ºC, los virus pasaban a estar inactivos en cinco minutos. A 56 ºC eran indetectables tras media hora. Pero para el CDC, en este estudio no se tuvieron en cuenta variables como por ejemplo, la superficie en la que estaba el virus.

Hay además otro factor a tener en cuenta, y es que no se puede garantizar que todas las superficies alcancen la temperatura ideal, más si hay divisiones debido a mamparas o similares. No hace mucho hablamos del sistema de Honda para evitar contagios creando una zona de presión positiva en la zona del conductor que jugaba precisamente con estas particularidades.

El jugador de la NFL Tyrann Mathieu dio fe en este vídeo para PETA de que antes de llegar a esa temperatura hasta un humano resistente y sano no aguanta semejante calorazo, no digamos una mascota en un coche al sol

De momento Ford lo ha puesto en marcha en los vehículos policiales de las ciudades de Nueva York, Los Ángeles, Michigan, Massachusetts, Ohio y Florida. Al mismo tiempo estudia si el sistema se puede empezar a usar también en otras ciudades, aunque sería interesante saber si puede ser también aplicable en otros negocios en los que se comparta el vehículo como por ejemplo, alquileres de coches o similares.

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto