¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    El freno motor: te explicamos su funcionamiento en combustión e híbridos

    Puerto de montaña de Grimsel, una de las carreteras más espectaculares de Suiza

    Carreteras de montaña tan espectaculares como para quedarte sin frenos. Anunciadas para realizar los descensos más rápidos, acelerando y frenando para enlazar unas curvas con otras, disfrutar de esas sensaciones tan deportivas puede deparar un grave problema. Te explicamos cómo bajar por estas carreteras utilizando el freno motor.

    Es una de esas carreteras que tienes que experimentar una vez en la vida, se suele decir. Europa, y el mundo, están plagadas de carreteras tan espectaculares como esta del puerto de montaña de Grimsel, Suiza, que con sus 33 kilómetros une los cantones de Berna y Valais.

    Algunos las califican como las ideales para disfrutar de una conducción muy deportiva, acelerando y frenando continuamente para afrontar la siguiente curva, sin casi posibilidad de que los frenos se recuperen lo suficiente. Son trazados tan exigentes que a más de uno le puede dar un susto si mantiene el pedal de freno pisado al descender una carretera con un desnivel del 10%, como esta, ya que el líquido de frenos llega a hervir y te deja sin frenos.

    El freno motor también funciona en el cambio automático, seleccionando el modo manual

    Pisar el pedal del freno demasiado puede darnos disgustos muy serios, por lo que el freno motor es la opción más aconsejable y con importantes ventajas. Por ejemplo, no consume combustible adicional, reduce el desgaste de los discos y pastillas de freno y hasta permite ahorrar en los modelos equipados con regeneración de energía, una función que no solo funciona en las frenadas.

    En una caja de cambios manual, para "activar" el freno motor, basta con levantar el pie del pedal del acelerador entrando en un modo de desaceleración que, en algunos modelos, es más acusada. En otros, simplemente se apaga el motor directamente entrando en liza la función de "navegación a vela". Pero, este funcionamiento es más propio circulando en llano.

    Bajando carreteras de montaña, es necesario reducir una marcha en la caja de cambios para que el freno motor funcione reteniendo el motor, y ayudándonos del pedal de freno si es necesario. Ojo, porque debes evitar entrar en la curva "sin marcha", error de muchos que pisan más freno y el del embrague hasta el fondo. La función de freno motor también funciona en automáticos, cambiando al modo manual y seleccionando la marcha.

    La retención del motor es diferente en los modelos de combustión que en los híbridos. En estos también se puede lograr. Cuando frenan, activan la regeneración de energía cinética, entrando en modo de "navegación a vela" al levantar el pie del acelerador. El frenado motor solamente se activa en situaciones extremas de, por ejemplo, una conducción más agresiva y deportiva en el descenso de la carretera, que apaga el sistema de recuperación de energía.