¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El debate sobre el futuro de los MINI Cabrio y Clubman se resolverá en 2021

    El debate sobre el futuro de los MINI Cabrio y Clubman se resolverá en 2021
    El futuro del MINI Clubman pende de un hilo, no reúne las condiciones para una tercera generaciónMINI
    Fran Romero
    Fran Romero5 min. lectura

    Dos modelos de MINI pueden tener los días contados o no. La decisión sobre el futuro de los MINI Cabrio y MINI Clubman se resolverá en 2021, si bien sabemos que lo harán antes de finales de la primera mitad de 2021. La firma británica se encuentra en una verdadera encrucijada, especialmente con el descapotable.

    Los futuros modelos de MINI están empezando a tomar forma. Si bien la marca británica ha confirmado que presentará una nueva generación de los Hatch en 2023, y el Countryman también tendrá un relevo, las respectivas de los Cabrio y Clubman están más que en el aire. Los que tienen que dar luz verde a la producción de los nuevos modelos no terminan de ponerse de acuerdo.

    Pero lo mejor es diferenciar cada caso. La estrategia que ha planteado MINI para esta nueva década da preferencia a los modelos eléctricos, por lo que algunos no encajan. La firma británica apostará por lo que los clientes demandan, confirmando la llegada de dos crossovers de cero emisiones, que dejarán al Countryman en medio de ambos. El primero más pequeño y el segundo más grande. niu

    El futuro del MINI Cabrio está al 50/50 entre partidarios y detractores

    El futuro de los MINI Cabrio y Clubman está muy en el aire, los dos son prescindibles

    El Clubman es un modelo peculiar, espacioso y familiar acumula dos generaciones, pero la actual ha sido todo un quebradero de cabeza venderlo con el Countryman en la misma exposición, y no solo por la fiebre SUV. En la junta de supervisión, hay partidarios a favor y en contra. Valga decir que esta segunda generación fue un capricho de los entonces responsables, que confiaron en una oportunidad más a pesar de que la primera no salió como se esperaba.

    Salvo sorpresa, una tercera generación de este modelo está más que el aire, y casi que no tiene posibilidades tal y como lo conocemos. La firma de Oxford quiere grandes volúmenes de ventas y este modelo no es capaz de convencer a los clientes como lo hace el Countryman, por lo que para BMW es un lastre innecesario y del que se puede prescindir. Casi en la misma situación se encuentra el MINI Cabrio.

    MINI quiere grandes volúmenes de ventas e ingresos, por lo que prescindirá de los modelos que no encajen en la nueva década, por supuesto, con la electrificación

    Es el único descapotable de la categoría, y un modelo importante en algunos mercados, si bien en los tiempos actuales es algo más de nicho. Su precio es más elevado, es menos práctico y el techo de lona resta personalización comparado con el 3 Puertas; precisamente, donde MINI gana mucho dinero. A pesar de estos factores en contra, hay quienes no quieren renunciar a una parte de la «gallina de los huevos de oro», dejando una puerta abierta. En este sentido, nuestras fuentes apuntan que es el que tiene más posibilidades de sobrevivir pero que sería la última generación.

    Los de «Motoringfile» han preguntado a Bernd Koerber, director global de MINI que, como es habitual en la industria, no aclara nada con ambigüedades: «No todas las decisiones se han tomado todavía en términos de productos de próxima generación. Entonces -para el futuro inmediato- queremos hablar sobre la cartera principal…. el Hatch, el Countryman, un crossover más grande y la estrategia de motor y tren motriz. Luego abordaremos el espacio en el que se encuentra el Clubman. Pero ahora que tenemos la plataforma de coches eléctricos, podemos comenzar a definir varios derivados. Eso ocurrirá en los próximos meses».

    Fuente: Motoringfile