¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    BMW cancela la producción del futuro MINI Countryman en la planta de Nedcar

    MINI Cooper S Countryman, la última generación del crossover producida en Nedcar, Países BajosMINI

    La tercera generación del MINI Countryman no llegará hasta casi mediados de la década. La marca británica ha alargado el ciclo de vida de esta generación de sus modelos, por lo que se retrasa la puesta de largo del crossover. Sin embargo, BMW ya ha anunciado que no será producido en la factoría holandesa de Nedcar, sino que lo hará "en casa".

    Sabemos que los fabricantes siempre piensan a lo grande y miran a un horizonte muy lejano en la línea del tiempo, con previsiones para muchos años hacia adelante, trazando los ciclos de vida de sus futuros modelos. Y en esta línea, BMW está trazando los planes para el MINI Countryman, que no llegará por lo menos hasta 2024.

    Hace pocos meses que la actualización de medio ciclo de vida de la tercera generación del crossover británico se ha puesto a la venta, pero la marca, y BMW, han decidido alargar un par de años más el ciclo de vida de esta generación, tanto del Countryman como de los Hatch. Esto significa que éstos últimos llegarán al mercado alrededor de 2023, por lo que la variante SUV lo hará un año después.

    El BMW X1 también ha dejado de producirse en las instalaciones de NedCar

    Un período que los de Múnich están aprovechando para trazar las líneas maestras del futuro modelo, incluyendo también la asignación de una factoría de producción. Y. ojo, porque los bávaros han decidido romper el acuerdo que mantienen con los propietarios de VDL Nedcar en los Países Bajos. En estas instalaciones se ha producido el Countryman desde 2016, una sede de producción más que eficiente con una capacidad anual de 200.000 unidades.

    Los argumentos de los alemanes se basan en la pandemia del Covid-19 que azota al mundo y la situación económica mundial en consecuencia, por lo que han decidido internalizar la producción del modelo. Esto es, que se fabricará en Regensburg, Alemania, junto a la próxima generación del BMW X1, el otro modelo que también compartía la sede de Países Bajos y que tampoco lo hará, ya que la marca alemana canceló el contrato de producción el pasado junio, por el que se mantenía vigente hasta 2030.

    Willem van der Leegte, Presidente y director ejecutivo de VLD Groep, ya ha confirmado que «La decisión de BMW ha sido una importante decepción para nosotros y para nuestros empleados de VDL Nedcar, quienes trabajan con gran dedicación en la construcción de automóviles de clase mundial. Hemos hecho todo lo posible para unirnos a BMW con un nuevo pedido de producción. Sin embargo, debido al difícil momento que atravesamos, esto no fue posible. Para asegurar el pleno empleo a largo plazo en la planta, intensificaremos la investigación para llenar el vacío que se creará en la capacidad de producción». Una factoría que, desde 1967, ha servido como una sede de fabricación flexible de DAF, Volvo, Smart, Mitsubishi, BMW y MINI.

    Fuente: Europe Autonews