¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    General Motors presenta BrightDrop, su marca de comerciales eléctricos

    BrightDrop EV600, un vehículo eléctrico para el reparto de mercancíasGeneral Motors

    El auge del comercio electrónico está siendo todo un aliciente para las empresas de mensajería y paquetería. General Motors está preparando un ecosistema completo para soluciones de transporte, del almacén a casa del cliente, incluyendo vehículos específicos para ese propósito.

    BrightDrop es el último elemento de la familia General Motors, una marca que no solo integrará vehículos eléctricos para el reparto de mercancías, también un ecosistema completo donde no faltarán servicios, software e incluso el mantenimiento. El primer gran cliente de BrightDrop será la empresa logística FedEx en Norteamérica.

    El año pasado se vendieron en Estados Unidos unos 56.000 vehículos comerciales eléctricos, y la consultora U.S. Guidehouse Insights cree que a finales de década serán 623.000 unidades, es decir, un volumen 11 y pico veces superior. Presenta muchas oportunidades.

    General Motors, citando datos del Foro Económico Mundial (WEC), estima que para 2025 el negocio de la logística tendrá un volumen de negocio de 850.000 millones de dólares solo en Estados Unidos, y que la demanda del comercio electrónico crecerá un 78% para 2030. La pandemia ha acelerado dicho proceso, que es inevitable.

    De momento BrightDrop comenzará con dos productos, el carrito EP1 y la furgoneta EV600, ambos con propulsión eléctrica. Serán dos herramientas para mejorar la eficiencia del transporte, también el bienestar de los mensajeros, reducir costes, y todas esas cosas que tanto interesan a los grandes operadores logísticos.

    Comenzamos por la furgoneta BrightDrop EV600, diseñada específicamente para el transporte de mercancías. Se aprovecha de la plataforma Ultium de GM, puede cargar con 600 pies cúbicos de volumen (16,9 m²) hasta 400 kilómetros. Puede recargarse a un ritmo de hasta 120 kW DC, recuperando hasta 270 km de autonomía en solo una hora.

    Cuenta con un amplio abanico de asistencias al conductor de serie, mas otros tantos opcionales, a la altura del mejor turismo del mercado hoy día. Además, es un vehículo conectado, con alarma volumétrica del espacio de carga, pantalla de 13,4 pulgadas diagonal, puertas de apertura automática... el sueño húmedo de un repartidor en términos de confort y seguridad.

    Sabemos que FedEx ha encargado medio millar de unidades para empezar. Las BrightDrop EV600 se empezarán a fabricar a finales de este año, no estando disponibles para otros clientes hasta entrado 2022. General Motors ya está negociando con otros operadores logísticos. Amazon se supone que va servido con 100.000 Rivian, pero quién sabe.

    El mejor aliado de la furgoneta será el carrito EP1, el último grito en confort para el trabajador. Es un carrito que puede seguir al empleado mientras camina y transportar hasta 90 kg o un volumen total de 651 litros. En una prueba piloto con FedEx este carrito ha mejorado la eficiencia del reparto un 25%, ahí es nada.

    Estos carritos pueden cargarse en un almacén, meterlos en la EV600, y luego utilizarse para el reparto de última milla. Obviamente, este planteamiento es más viable en ciudades grandes y zonas residenciales, y no precisamente en pisos con ascensor (o sin él). De todas formas, el carrito puede dejarse en la calle, bloqueado, y controlado de forma telemática en cualquier momento con el software de BrightDrop.

    En este esquema podemos ver el «ecosistema» que implica BrightDrop, una solución B2B completa con todo lo que hace falta integrado

    Todo está pensado para maximizar el rendimiento del reparto de mercancías, un paso previo a la automatización completa del proceso, que ya no necesitará mensajeros de carne y hueso. Pero hasta que eso ocurra, los repartidores trabajarán en mejores condiciones con este tipo de avances.

    Están previstos más productos, como un carrito más grande de uso en almacenes y plataformas logísticas, como una minifurgoneta, así como otros tipos de vehículos eléctricos. Las imágenes que os ofrecemos son todavía preliminares y no hay homologaciones todavía. De momento no se espera que lleguen al continente europeo, solo Estados Unidos y Canadá.

    General Motors se ha planteado BrightDrop como un negocio B2B, es decir, específico para empresas, por lo que tampoco parece que vayamos a ver estos vehículos en manos de particulares, pero quizás puedan ser adquiridos por autónomos. El precio es una de las grandes incógnitas para despejar la ecuación.

    Os dejamos con un breve vídeo en el que se puede ver mejor qué pretende General Motors con esta marca ad hoc pensada en el mundo del reparto de mercancías a pequeña escala. La página web de BrightDrop es www.gobrightdrop.com.